Escuchá
La muerte del Diez

Segurola y Habana: "la Meca" de los fanáticos de Diego Maradona

Cientos de hinchas dejan ofrendas florales y encienden velas para recordar y homenajear al mejor jugador de futbol de todos los tiempos. 25 de noviembre, 2020

Luego de conocerse la noticia del fallecimiento de Diego Armando Maradona, en la mítica esquina de Segurola y Habana, en el barrio de La Paternal, poco a poco los hinchas y fanáticos del fútbol comenzaron a acercarse hasta donde vivió el Diez.

Allí, no solo dejaron ofrendas florales sino que también erigieron un pequeño altar, donde muchos de ellos colocaron velas y rezaron una plegaria.

Obit 1 Diego Maradona 20201125

La misma situación se vivió en la casa de Villa Fiorito, donde cientos de personas pasaron por el lugar donde Maradona nació y se crió, para dejar su ofrenda al ídolo máximo del fútbol de todos los tiempos. Con las horas, el lugar se convirtió en una verdadera Meca de los fanáticos y seguidores del Diez. 

El levantamiento de altares populares se repitió también el Gimnasia y Esgrima de La Plata, en el que formaba parte del cuerpo técnico, en la puerta de la Bombonera, que Maradona consideraba su segunda casa, y en Newell’s Old Boys, de Rosario, donde también jugó algunos pocos partidos.  

Fuera de la Argentina, el homenaje más importante que se le realizó, y como era de esperar, fue en Nápoles. Es la sede del Nápoli, el club de fútbol que, gracias a Maradona, vivió su momento de gloria entre el 1984 y 1990, y se impuso a las poderosas escuadras del norte italiano.

Así reflejaron los diarios del mundo la muerte de Diego Maradona

Segurola y Habana 4310

En Segurola y Habana, donde Maradona vivió varios años, los hinchas también se acercaron con banderas y estandartes, que fueron colocados en los balcones de los primeros pisos del edificio.

Obit 1 Diego Maradona 20201125

Como se recordará, la mítica esquina porteña tomó relevancia el 7 de octubre de 1995, cuando en el regreso de Maradona a Boca Juniors después de 14 años, enfrentó a Colón de Santa Fe. En el encuentro, tuvo varios cruces con Hugo Toresani, que jugaba en el equipo santafesino y fue expulsado.

Tras el partido, Toresani acusó: “A mí me echó Maradona y lo que él diga cuando escuche esto, a mí me importa un carajo y quisiera tenerlo enfrente para que me diga las cosas que me dijo durante el partido. Yo me la banco, lo iré a buscar hasta la casa”.

Homenaje a Maradona: 24 frases de Diego que quedaron en la historia

En respuesta, Diego pronunció entonces una de sus frases más famosas: “A Toresani le dije en la cancha que yo vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. No tengo ningún problema en que me venga a buscar y que me venga a buscar, porque estoy cansado de los de pico, cansado de los de pico, que de acá, de acá, son todos guapos, pero cuando hay que poner la cara se ponen a separar. Toresani no existe, lo espero en Segurola y Habana 4310, séptimo piso, a ver si me dura treinta segundos”.  

La frase, al igual que la esquina del barrio de La Paternal, quedó grabada a fuego en el ideario futbolístico nacional.

maradona toresani 220419

Luego de este entredicho, Maradona y el “Huevo” se hicieron grandes amigos, al punto que se comenta que la influencia de Diego fue fundamental para que Toresani llegara a Boca.


seguir leyendo
home sociedad La muerte del Diez

Lo más visto

Noticias Recomendadas