Escuchá
A dos semanas del femicidio

La bóveda de los Neuss: flores marchitas y una sola rosa por el día de la madre

La única flor que yace en la puerta, la dejó una persona que no es de la familia. En Recoleta dicen que no fueron vistos los hijos. 24 de octubre, 2020

Desde el pasado 13 de octubre, cuando los hijos de Silvia Saravia y Jorge Neuss despidieron sus restos en el Cementerio de Recoleta, ninguno de ellos volvió a visitar la bóveda su sus padres, ni siquiera, para el día de la madre, el pasado domingo 18.

Hoy, a dos semanas de que el empresario asesine a su esposa y que luego se suicide, el interior de la bóveda tiene aún las flores ya marchitas del día de la ceremonia donde Germán, Juan, Patricio y Lucila Neuss le dieron el último adiós a ambos.

Hoy, la bóveda luce una sola flor, y es, según contaron, la que le acercó Vanesa Noble Herrera por el día de la madre. “Después no vino nadie más, está esa rosa roja afuera y las que se están pudriendo dentro de la bóveda del día que vinieron todos, contó a Perfil una persona con acceso al cementerio.

Una rosa sobre la bóveda de los Neuss.

El trágico hecho, causó estupor en la opinión pública al conocerse que no se trató de una muerta pactada, como habría sugerido al comienzo la familia, sino fue un femicidio que tuvo luego como desenlace el posterior suicidio de Jorge Neuss.

En el cuerpo de la mujer, una vez analizado, se encontraron moretones y hematomas en sus brazos, por lo que se habría resistido antes que Neuss le disparará en la cabeza en el baño de su casa en el country Martindale.

En los últimos días, comenzaron a surgir datos que confirman que la pareja venía con varios problemas en su relación. Una de las empleadas, que declaró ante la fiscal María José Basiglio, de la unidad Especializada en Violencia de Género de Pilar, sostuvo que tuvieron “una pelea importante” el día anterior al episodio trágico.

Caso Neuss: la víctima pasó su última noche en la casa de su hija tras discutir con el empresario

Según declaró Lucila, la única hija del matrimonio, Silvia Saravia se había ido la noche anterior a dormir a su casa, producto de esa discusión.

Los centros de mesa florales llevan una esponja vegetal que se recarga con agua para extender la duración.  Hoy, no solo no hay flores nuevas en esta bóveda, sino que las Liliums y Alhelíes del 13 de octubre, se marchitan sobre el mármol sin esa recarga que tiene mucho de simbólico.


seguir leyendo
home sociedad A dos semanas del femicidio
Temas de esta noticia

Lo más visto

Noticias Recomendadas