En vivo

El futuro de Bruglia y Bertuzzi en manos de la Corte: antecedentes inéditos y un dato que incomoda a Cristina

Si bien la Corte esperará el resultado de lo que pase en el Senado, que se dispone a rechazar sus traslados, los jueces se ilusionan con dos acordadas previas. Cristina hizo un traslado igual con Bertuzzi, cuando era presidenta. 15 de septiembre, 2020

El destino de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi quedará de manera inevitable en manos de la Corte Suprema. El oficialismo rechazará sus traslados, que considera irregulares, y los magistrados tendrán que volver a sus juzgados de origen.

El máximo tribunal del país no aceptó tratar de manera inmediata -como ellos pidieron- su situación.

Mientras el hecho fue leído por el oficialismo como una victoria de cara a lo que sucederá en el recinto, en la justicia relativizaron con contundencia el impacto de la decisión.

Así lo hicieron las distintas fuentes cortesanas consultadas por PERFIL, al tiempo que se refirieron a la apertura de diferentes tiempos de espera respecto de lo que viene en la discusión sobre el futuro de los camaristas, en los que la Corte podría tener la palabra final.

En el Palacio de la calle Talcahuano nadie ignora que con la decisión del oficialismo de revertir los traslados, comenzarán a correr otros tiempos.

En principio, la Corte podría esperar que resuelva la Cámara en lo Contencioso Administrativo y que los magistrados lleguen allí con su reclamo por la vía tradicional y así evitar abrir los cortesanos el Per Saltum, algo a lo que no hacen lugar desde el año 2003.

Por otro lado también se espera que se concrete lo que sucederá en el Senado y ya, sobre hecho consumado, avanzar en la decisión. La Corte tiene dos acordadas de marzo de 2018, que ilusionan a los jueces. En esos dos casos avaló los traslados de jueces en condiciones similares.

El caso de Bertuzzi encierra una particularidad. Él concursó y fue designado en el juzgado 1 de la capital provincial y llegó al 4 de Comodoro Py por un traslado de la propia Cristina Fernández de Kirchner, cuando esta era presidenta. Es decir CFK realizó la misma maniobra que cuestiona a su sucesor, Mauricio Macri. 

El origen de la controversia con Bruglia, Bertuzzi y Castelli

Bruglia y Bertuzzi fueron trasladados en 2017 y 2018 por el gobierno de Mauricio Macri, y desde el cambio de gobierno, fueron cuestionados por el kichnerismo, que busca devolverlos a sus cargos de origen.

Desde el comienzo de la avanzada del Ejecutivo, los camaristas judicializaron su situación y llegaron a la Corte a través de un un recurso extraordinario que saltea el paso por instancias anteriores y que todavía no fue abierto por el Tribunal. 

El primer paso para rever los traslados de Bruglia y Bertuzzi, junto a otros ocho jueces trasladados, comenzó en el Consejo de la Magistratura, por decisión del Ejecutivo, cuyo representante allí, Gerónimo Ustarróz -hermano de crianza del ministro Eduardo "Wado" de Pedro-, impulsó el tema. El principal cuestionamiento era que esos traslados -una herramienta válida y usada por todos los gobiernos para cubrir rápidamente cargos-  no habían obtenido posterior Acuerdo del Senado.

Por eso enviaron los diez pliegos al Ejecutivo primero y de allí los remitieron al Senado de la Nación. Diez días atrás hubo una audiencia a la que asistieron siete de los diez magistrados. No se presentaron ni Bruglia, ni Bertuzzi, ni Germán Castelli, el tercer juez que judicializó su situación.

Los tres comparten un caso sensible para el kirchnerismo: los cuadernos de la corrupción. En el caso de los dos primeros se trata de quienes precisamente confirmaron el rol de Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita, en tanto que el tercero está en el Tribunal a cargo del debate oral y público del caso. 

Luego de la audiencia en Comisión de Asuntos Constitucionales en la Cámara Alta, el kirchnerismo avanzó con la revisión de sus traslados, que mañana serán tratados en el recinto.

Todo indica que los rechazarán y en las horas siguientes se conocería el decreto con el que se efectivizarán sus vueltas a los Tribunales Orales Federales (TOF) de origen: el  TOF 4 de Comodoro Py en el caso de Bruglia, el 1 de La Plata en el caso de Bertuzzi y el de San Martín en el caso de Castelli.

La impresión de que el decreto que los llevará de nuevo a esos puestos ya está escrita es compartida en los tribunales y en la política. No lo ignoran, desde ya, ni los propios magistrados, según pudo saber PERFIL. Por eso la confianza está puesta por estas horas en lo que, tarde o temprano, decidirá la Corte.

 

CD/MC

 


seguir leyendo

Lo más visto

Noticias Recomendadas