Tragedia de Once

De Vido antes del veredicto por la Tragedia de Once: "Estoy acá por Macri"

El exministro de Planificación expuso ante los jueces que determinarán su responsabilidad por el accidente ferroviario ocurrido el 22 de febrero de 2012. 10|10|18

El exministro de Planificación Julio De Vido habló este miércoles por videoconferencia, en el marco de la causa por la Tragedia de Once, con los jueces que determinarán en unas horas su responsabilidad en el hecho ocurrido el 22 de febrero de 2012 y donde murieron 51 personas. "Soy objeto de una persecución política y mediática", precisó. Además, apuntó contra el presidente Mauricio Macri

"Soy objeto de una persecución política y mediática", afirmó desde la cárcel de Marcos Paz desde donde permanece detenido por otra causa, al brindar sus últimas palabras en el juicio en su contra por la tragedia ferroviaria de Once. "Mi detención es una cuestión política", planteó. 

Y acusó: "Este juicio es la primera consecuencia directa. Sé donde estoy y el motivo por el que estoy aquí. Es una decisión política de Macri".

En ese marco, el exfuncionario sostuvo: "Recordemos que este juicio se llama Once II, es porque hubo un Once I en el que no fui mencionado". También, apuntó contra el Presidente por su situación procesal: "Estoy acá por orden de Macri. Por arte de magia o mejor dicho por arte de Macri me metieron por la ventana".

Paolo Menghini: "Ojalá a Julio De Vido le den la condena máxima"

Asimismo, De Vido arremetió contra el ministro de Justicia, Germán Garavano y "alguna diputada nacional" -en referencia a Elisa Carrió- al manifestar que también ellos pidieron su detención.

Sin embargo, advirtió que ahora mantienen una "disputa publica por el mismo tema por el que pidió" su detención e ironizó: "Pareciera ser que entre tantos arrepentidos hoy el ministro (Garavano) es uno más" porque "parece haber cambiado de opinión".

En ese sentido, expresó que el juicio que en esta jornada llega a su fin comenzó en 2017, unos 15 días antes de las elecciones legislativas de ese año, y hasta señaló que el exvicepresidente de la Nación Amado Boudou, detenido por el caso Ciccone Calcográfica es "otro preso político".

En otro tramo de su discurso, disparó hacia el miembro de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y el titular de la Cámara Federal Martín Irurzun, pues este último le dio nombre a la nueva doctrina por la cual una persona con influencia y peligro de entorpecimiento de la investigación debe cumplir prisión preventiva tal cual es el caso de De Vido.

Schiavi, Cirigliano y el motorman ya están tras las rejas

A su vez, hizo referencia al fiscal de juicio Juan García Elorrio porque –según dijo- "su falta de independencia ante testigos trascendentes daba toda la impresión que tenía su alegato final cuando empezó el juicio".

Sin nombrarla, hizo mención a Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción ,por su conducta "ruin, miserable, agraviante, tendenciosa, falsa y mentirosa. El organismo "está comandado por una funcionaria inepta, habilitada por decreto ilegal del presidente Macri y que es investigada por corrupción", indicó.

Una parte de su texto estuvo dedicado a las víctimas de la tragedia de Once: "Necesitan que haya oídos para escucharlas como le dijo Jesús a Pilatos y que nadie se lave las manos. Más temprano que tarde si no lo hacen los hombres, el señor lo hará. Alabado sea su nombre", manifestó.

En sus palabras también se hizo un espacio para recordar y mencionar a sus "maestros políticos y consejeros", que fueron los expresidentes Juan Domingo Perón y Néstor Kirchner.

F.D.S./FeL


seguir leyendo
home politica Tragedia de Once

Lo más visto