Problemas judiciales

Sobornos en Brasil: el escándalo que envuelve a Techint revelado por PERFIL

La empresa de Paolo Rocca es investigada por integrar un cartel de empresas que se repartían las obras millonarias en el país vecino. 10|10|18

La justicia federal allanó este miércoles oficinas de la empresa Techint, en el microcentro porteño, en el marco de una investigación por el presunto pago de sobornos en Brasil. El caso fue revelado por PERFIL en junio de 2017, cuando la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), pidió investigar a la firma por primera vez.

La investigación puso en la mira de la Justicia federal a Ricardo Ouriques Marques, director general de Techint en Brasil; a Carlos Bacher, CEO de Techint Ingeniería y Construcción en Argentina; y a Ludovico Rocca, sobrino de Paolo Rocca, dueño de la compañía.

La orden de allanamiento fue dada por el juez de la causa, Sebastián Ramos, y es llevada adelante por la Policía de la Ciudad en las dependencias de Techint, en el microcentro porteño, con el objetivo de obtener de los servidores de la compañía los correos electrónicos enviados y recibidos por los imputados, durante el período investigado.

Denuncian a Techint en Argentina por el presunto pago de coimas en Brasil

Hace 15 meses, PERFIL reveló que en Brasil, Techint está acusada de integrar un cartel de 15 empresas constructoras que se repartían las obras millonarias entre sí. De acuerdo a un documento del Ministerio Público Federal de ese país, al que accedió este diario, una de esas obras en Angra3, una usina nuclear que encargó la empresa estatal Eletrobras Eletronuclear y que pertenece al Centro Nuclear Almirante Álvaro Alberto. La obra está ubicada en Praia de Itaorna en Angra dos Reis, Río de Janeiro. Consistía en el montaje electromecánico de la central en dos etapas. Aunque los pagos se habrían realizado en Brasil, la Procelac determinó que la filial de Techint en Brasil actúa bajo el paraguas de la central argentina, que funciona como centro operativo de la compañía en la región.

Por ese motivo, en junio del año pasado, la PROCELAC, a cargo de Gabriel Pérez Barberá y Laura Roteta, pidió que se investigue a la casa matriz. En Argentina, la empresa deslindó responsabilidades y argumentó que la compañía tenía autonomía en ese país. Las licitaciones de la usina se realizaron entre 2012 y 2013 y se adjudicaron en 2014. De acuerdo a los documentos de la causa Lava Jato, los sobornos por esta obra alcanzaron los 30 millones de reales, unos US$ 10 millones. Equivalen al 1 % de los contratos de dos licitaciones, que alcanzaron los US$ 1.000 millones.

Las coimas se habrían destinado al Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), espacio político del actual presidente Michel Temer, y a funcionarios de la empresa estatal que entregó la licitación, Eletrobras Eletronuclear. Así lo declaró el empresario Dalton Avancini, entonces presidente de Camargo Correa, una de las socias de Techint en la obra.

El último viernes, Paolo Rocca, responsable de Techint fue indagado en el marco de la cuasa de los cuadernos de las coimas, otra de las que compromete al grupo por el presunto pago de sobornos.

M.S./F.F.



seguir leyendo
home politica Problemas judiciales

Lo más visto