Presupuesto en la mira

Macri les pide a sus ministros un ajuste en viáticos y comidas, pero no da el ejemplo

El conjunto de los ministerios lleva ejecutado el 40% de lo que gastaron en 2017 en “servicios extraordinarios”. El programa principal de presidencia, en tanto, ya está en 60%. 8|07|18

Mauricio Macri les está pidiendo a sus ministros que ajusten al máximo todos sus presupuestos, sobre todo en lo que a gastos superfluos se refiere. Especial atención se les está prestando a las partidas conocidas como “servicios extraordinarios”, donde se incluyen gastos en horas extras, comidas y viáticos. Justo en ese punto, los números muestran que el mandatario no está predicando con el ejemplo: mientras los ministerios, en su conjunto, vienen gastando a menor ritmo que el año pasado, eso no está sucediendo en el ámbito de la Presidencia.

En el Informe al Congreso que Marcos Peña presentó la semana pasada a los senadores, se explica que una de las medidas que está implementando el Gobierno para ajustar los gastos políticos es reducir “el pago de servicios extraordinarios (horas extras, comidas y viáticos)”. Y aclara: “Cada organismo tendrá que detallar a Modernización cuánto se gastó en servicios extraordinarios durante 2018 y deberán reducirlos en un 30% para el resto del año y 2019”.

En la primera mitad de 2018, toda la Administración Pública (el Poder Ejecutivo más el Legislativo y el Judicial) gastó solamente el 40% de lo que había gastado todo el año pasado en concepto de servicios extraordinarios. En la órbita de Presidencia, la Secretaría General, que es la encargada de administrar los fondos para la “Conducción del Poder Ejecutivo”, no está siguiendo el mismo ritmo y ya muestra una ejecución del 60% de lo que gastó el año pasado.

Ante la consulta de PERFIL, desde la Secretaría General, que lidera Fernando De Andreis, aclararon que allí también vienen avanzando con el ajuste pero reconocen que tienen más dificultades por tratarse principalmente de gastos en cuestiones de seguridad del Presidente y sus viajes.

Para mostrar el ajuste que vienen realizando hacen la comparación con la ejecución de este año y lo que tenían presupuestado. En ese caso, el programa “Conducción del Poder Ejecutivo” lleva ejecutados $52,5 millones, lo que representa el 41% del total previsto para este año ($128,6 millones).

Considerando que para mitad de año se espera una ejecución cercana al 50%, esa cifra habla de un control en los gastos. Sin embargo, en la partida “servicios extraordinarios” de toda la Administración Pública, el ajuste está siendo mucho más veloz y hasta ahora se devengó solamente el 34% de los fondos disponibles para horas extras, comidas o viáticos.

Por otra parte, a la hora de confeccionar el presupuesto de este año, las partidas de la Secretaría General se vieron beneficiadas. Mientras toda la Administración tuvo un 35% más de fondos que lo gastado en 2017, la cartera de De Andreis tuvo un 48% más.

Un decreto que se conocerá esta semana les dará un mes a todos los organismos para detallarle al Ministerio de Modernización cuánto llevan gastado en servicios extraordinarios y cómo lo reducirán. Presidencia, viendo estos números, deberá hacer un esfuerzo extra.

 

Sale decreto de reducción de gastos políticos

ntre el martes y el miércoles se publicará en el Boletín Oficial un decreto que tendrá el objetivo de avanzar con el ajuste político que quiere llevar adelante Mauricio Macri antes de negociar con los gobernadores el ajuste general del Presupuesto 2019. A través de estas medidas, que ya fueron anunciadas hace un mes por los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Andrés Ibarra (Modernización), el Gobierno pretende ahorrar unos $ 20 mil millones. El decreto dispone que no habrá nuevos ingresos de personal al Estado por dos años (excepto Conicet, Cancillería, Fuerzas Armadas y de Seguridad) y que para fin de año se darán por terminadas todas las contrataciones hechas a través de universidades (una práctica que utilizaba el kirchnerismo y, en menor medida, continuó el macrismo).

Además, se limitan los viajes en clase ejecutiva a los ministros o superiores, y cada organismo deberá bajar un 30% el gasto en viajes en lo que resta del año. A partir de ahora, además, se publicará un ranking de viajes por organismo y funcionario.

Un punto aparte tendrán las empresas públicas. El Gobierno reducirá un 15% los fondos este año y pretende que para 2019 todas las que siguen con déficit encuentren el equilibrio.


seguir leyendo
home politica Presupuesto en la mira

Lo más visto