En vivo
Caos vehícular

El tránsito en autopistas se redujo hasta un 78% y hubo críticas a los operativos

Críticas por las demoras excesivas en el “embudo” de los retenes. La mira también en el Conurbano. 25 de marzo, 2020

Autopistas colapsadas. Kilómetros de cola donde se confundían exceptuados de la cuarentena, algunos despistados y los avivados de siempre. Las estadísticas, no obstante, marcan que el tránsito en las principales autopistas del área metropolitana cayó considerablemente, con bajas en torno al 65% entre una semana y otra.

La imagen matutina despertó los cuestionamientos tanto del Gobierno como de los medios y las redes sociales por lo que parecía una circulación superior a la esperada de vehículos. El propio Alberto Fernández salió a criticar a “los inconscientes” y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, expresó un “así no va”. Pero también hubo críticas al operativo de seguridad. El planteo central apuntaba al cuello de botella que significaron los retenes y lo contraproducente de armar colas kilométricas en las que hubo gente que estaba habilitada a circular y terminó más de 3 horas atascada en el tránsito.

“Al tener menos accesos, se genera un embudo. La lógica era reducir la cantidad de posibilidades y mejorar el control”, explicaron desde el Ministerio de Seguridad. A la vez que aclararon que “esto es dinámico, la medida es inédita y requiere y ajustándose todo el tiempo”. Sabina Frederic, la ministra, ya anticipó que mañana habrá nuevos controles para limitar más la circulación, aunque están trabajando para lograr mayor fluidez en el tránsito de transporte de carga (sobre todo alimentos) y de los trabajadores de la salud. Incluso, desde su cartera están analizando la posibilidad de sumar controles sorpresa a los retenes ya anunciados.

La Ciudad dispondrá de carriles exclusivos para circulación de trabajadores de la salud, seguridad y alimentos

Las cifras oficiales muestran que el tráfico vehicular en las autopistas de acceso a la Ciudad bajó considerablemente. Entre las 6 y las 9 de la mañana, Ausa (autopistas porteñas) reportaba 15.734 vehículos, un 69% menos que el miércoles pasado (50.760). En el caso de la autopista Buenos Aires-La Plata la baja fue del 63% entre las 0 y las 10: 15.822 vehículos contra 42.211 de la semana anterior contando los cinco peajes (Dock Sud, Hudson, Quilmes, Berazategui y Bernal). En Panamericana, en tanto, hasta las 11 de la mañana la cifra que se dio a conocer destacaba 15 mil vehículos en sentido a Capital. Significa un 78% menos que lo detectado el 4 de marzo, último número disponible.

Miles de personas intentan regresar a la Ciudad de Buenos Aires tras el feriado

En total son menos de 45 mil vehículos intentando ingresar a la Ciudad, cuando el  propio Presidente aclaró que habría una 230 mil personas (entre personal de salud, seguridad y de la alimentación) habilitados para transitar por el área metropolitana. Si contás la cantidad de autos que según el Presidente deben entrar por la cantidad de accesos y lo multiplicás por 15 minutos te da una demora insoportable”, analiza un ex funcionario de Seguridad. Otro especialista coincidió: “Es un embudo y el que realmente tiene que llegar no llega y el otro tenés que buscar detenerlo antes”. Por eso, aseveró que los controles más intensos, en el caso de la Panamericana, por ejemplo, deberían darse en los accesos, como las rutas 197 o 202. “El error, además, es creer que el problema está en el ingreso a CABA, que es importante, pero la circulación innecesaria en el Gran Buenos Aires, donde no hay peajes, ni disponibilidad de fuerzas y población más vulnerable es mucho más letal”, agregó el ex funcionario.


seguir leyendo
home politica Caos vehícular

Lo más visto

Noticias Recomendadas