día de la independencia

El mensaje antiabortista del arzobispo de Tucumán en el tedeum: "Es muerte de un inocente"

El religioso instó a "defender la vida" a un mes que se debata en el Congreso la ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo. 9|07|18

Durante los actos oficiales por el Día de la Independencia, la Iglesia aprovechó la ocasión para mandar un claro mensaje contra el aborto a un mes que la ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo sea votada en el Senado, iniciativa que ya cuenta con media sanción de la cámara de Diputados.

En su homilía al oficiar el tedeum por los 202 años de la independencia argentina, el arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, expresó su preocupación por la posible legalización del aborto e instó a "defender la vida". También afirmó que "el aborto es muerte".

El religioso habló del "valor inalienable de la vida" e indicó que se trata de "un derecho que tiene todo argentino". En este marco, manifestó: "Toda vida vale. Todo hombre es importante. No hay sobrantes en la Argentina. Nos toca edificar desde la promoción de la vida".

Carlos Sánchez_Obispo_07092018
El arzobispo Carlos Sánchez instó a "defender la vida" en su homilía.

El arzobispo indicó que durante los últimos meses muchos argentinos "se pronunciaron a favor de la vida". "Cuántos jóvenes, ancianos y médicos de otras provincias lo hicieron. No edifiquemos sobre las arenas de leyes injustas", precisó. "Necesitamos escuchar la voz de los que no tienen voz", añadió.

Sánchez recordó cuando el Congreso de Tucumán de 1816 sesionó por primera: "¿Qué lindo, no? La declaración de la Independencia argentina en una casa de familia, en la casa de Tucumán. Qué signo hermoso, porque es el signo del hogar, de dónde nace la vida, donde vive una familia. Estamos llamados a ser familia en nuestra patria argentina, donde todos se sientan incluidos y escuchados, defendidos en sus derechos y comprometidos en sus deberes", sostuvo

Carlos Sánchez_Obispo_07092018
La vicepresidente Gabriela Michetti durante la ceremonia religiosa.

El presidente Mauricio Macri no participó de la ceremonia religiosa en un clima de tensión con el Episcopado por haber habilitado en el Congreso la discusión del proyecto que habilita la interrupción del embarazo. Quienes sí estuvieron presentes fueron la vicepresidenta y titular de la Cámara Alta, Gabriela Michetti, y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur.

La vicepresidenta ya se mostró en contra de este proyecto para permitir la interrupción voluntaria del embarazo, a diferencia de otros sectores del oficialismo que se expresaron a favor de la iniciativa. La funcionaria sostuvo que ella tampoco permitiría esta práctica en mujeres que hayan quedado preñadas a partir de una violación: "Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé", explicó al respecto.

 


seguir leyendo
home politica día de la independencia

Lo más visto