En vivo
a cargo de causas sensibles para el poder

El Gobierno podrá nombrar 95 fiscales y jueces del Fuero Penal Federal con la reforma judicial

Equivale a 66 nuevos cargos en juzgados, fiscalías y tribunales orales que crea el proyecto de ley más 29 vacantes preexistentes entre Comodoro Py y el Fuero Penal Económico. 1 de agosto, 2020

Si la reforma judicial es aprobada en el Congreso con el texto original, el oficialismo podría nombrar unos 95 fiscales y jueces en el nuevo Fuero Penal Federal de Capital Federal, donde se investigarán las causas más sensibles para el poder político y económico. Así surge del relevamiento de PERFIL con autoridades de la Justicia federal porteña, la información publicada por el Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público Fiscal y el proyecto de ley y sus anexos.

La cifra equivale a la cantidad de nuevos cargos en juzgados, fiscalías y tribunales orales que crea el proyecto de ley (66), más las vacantes preexistentes en juzgados, fiscalías, cámaras de apelaciones y tribunales orales que suman otras 29 actuales en los fueros Correccional Penal (el célebre Comodoro Py) y el Penal Económico. Además, el proyecto contempla la creación de cargos inferiores en secretarías y nuevos defensores oficiales.

En total, quedarán 37 fiscales titulares a nombrar (23 nuevos fiscales de primera instancia y otros 5 ante los tribunales orales, más 9 fiscalías preexistentes que están vacantes).

El rol de los y las fiscales será clave si el nuevo sistema se pone en marcha: la reforma prevé que, en  dos años, sean quienes lleven adelante las investigaciones, sustituyendo en esa función a los jueces y juezas.

Para ocupar esos cargos deberán abrirse nuevos concursos en el Ministerio Público Fiscal, pero mientras se lleva adelante ese proceso, el oficialismo propone nombrar fiscales subrogantes, de manera temporaria, y redistribuir al personal de las fiscalías actuales.

En el esquema actual, los fiscales ya escasean. De acuerdo al relevamiento de este medio, hay 9 fiscalías vacantes: en los tribunales de Comodoro Py, la fiscalía federal número 8 no tiene titular desde abril de 2018, cuando fue desplazado el fiscal Juan Pedro Zoni. La vacante está en disputa judicial, ya que el funcionario apeló la decisión del procurador interino Eduardo Casal de trasladarlo a una fiscalía nacional.

En Penal Económico, hay otras 3 fiscalías vacantes en primera instancia y 3 más en las fiscalías que intervienen en los tribunales orales. Las seis pasarían a intervenir en casos de presunta corrupción, narcotráfico y trata, además de contrabando, lavado y otros delitos económicos federales que ya investigan.

Además, la fiscalía general ante la cámara de apelaciones porteña también está vacante desde que se jubiló su ex titular, Germán Moldes, en julio de 2019. La fiscalía número tres ante la Cámara de Casación Federal (máximo tribunal penal del país después de la Corte Suprema) es otra vacante clave que está siendo subrogada desde 2018, cuando se jubiló quien era su titular, Ricardo Gustavo Wechsler.

El proyecto también busca nombrar al menos 38 nuevos jueces en el Fuero Penal Federal (23 juzgados de primera instancia y otros 15 jueces en 5 tribunales orales para llevar adelante los juicios). Sin embargo, en el esquema actual hay 20 vacantes preexistentes, por lo cual 58 jueces podrán ser nombrados en el nuevo fuero.

En los juzgados de primera instancia de Comodoro Py, hay tres juzgados actualmente vacantes (los que dejaron Sergio Torres, Claudio Bonadio y Rodolfo Canicoba Corral). Si el Ejecutivo logra que Daniel Rafecas sea nombrado jefe de los fiscales del país, entonces habrá que contar una vacante más. Por ahora, son tres.

En Penal Económico, se suma el juzgado 10, que no tiene juez titular y está siendo subrogado por el juez Marcelo Aguinsky.  Pero además, hay otras 11 sillas vacías en los tribunales orales de ambos fueros (7 en Correccional Penal y 4 en Penal Económico). El tribunal 4 en lo Penal Económico, por ejemplo, tiene tres vacantes porque aún no entró en funcionamiento.  

En las cámaras federales de apelaciones restan nombrar 5 jueces camaristas, que son quienes revisan las decisiones de los juzgados de primera instancia. Hay tres vacantes en la Cámara en lo Penal Económico y otras 2 (desde hace años) en la cámara de Comodoro Py.

 

El nuevo Py:

  • Entre los nuevos cargos y las vacantes preexistentes, se podrán nombrar hasta 58 jueces y camaristas.
  • Se crearían unas 38 vacantes en juzgados y tribunales. Hay otras 20 preexistentes entre Correccional Penal (Comodoro Py) y Penal Económico.
  •  Además, desde el oficialismo se podrían nombrar 37 nuevos titulares de fiscalías.
  • Se busca crear 28 fiscalías nuevas pero hay otras 9 preexistentes que están vacantes en ambos fueros

seguir leyendo
home politica a cargo de causas sensibles para el poder
Temas de esta noticia

Lo más visto

Noticias Recomendadas