En vivo
Entrevista

Daniel Muchnik: "Me angustia la pobreza, los índices actuales son brutales"

El periodista se refirió a la política y los medios en una charla. Cómo cambiaron las empresas de medios y el vínculo con sus empleados. 21 de septiembre, 2019

“Ahora, el periodismo se ha pauperizado, los periodistas ganan poco, están en otras cosas además de hacer su trabajo, lo cual no es bueno y la relación de las empresas con los medios es muy fea, cosa que no ocurría antes”, afirma el periodista Daniel Muchnik, quien aún recuerda en forma “pseudo melancólica” sus años en las viejas redacciones que lo tuvieron como cronista y editor.

En la actualidad, lleva más de 20 libros escritos sobre historia y medios. Ha trabajado en las diarios y revistas más importantes del país, en los que se convirtió en un referente de la sección Economía. En la actualidad, colabora con diversos medios como columnista y prepara dos nuevos títulos.

-¿Qué es lo que lo atrae aún del periodismo?

Puedo contar, decir, soñar e imaginar. Es el mejor oficio del mundo: ¿qué otro te permite todas estas emociones? Siempre me encantó escribir y fui en lector muy tenaz y consecuente. No veo televisión y, por lo tanto, leo y leo, cada vez quiero más, por eso salen los libros. No conozco otra manera de vivir más que escribir, entonces, por este deseo apasionado, sale el periodista, el que le pone valor agregado a la noticia. No comprendo simplemente el hecho de hacer una crónica, tiene que tener color, vida, hay gente detrás de ella. Lo mismo ocurre si tenés que opinar, por eso el periodismo no es la objetividad total. Tenés periodistas que vuelcan sus propias pasiones e ideales. Lo único que rompió todo eso y desequilibró toda esta imagen fue la grieta con el kirchnerismo.

-¿Cómo hizo en los ’60 y ’70 para evitar que se colara la política en su trabajo?

En Panorama, al lado mío, se sentaba Juan Gelman, Paquito Urondo. Pero odiaba el uso de las armas, no puedo negar que tuve un pasado de izquierda y me sentía más cómodo allí que en la derecha, por toda mi formación, porque era el antisemitismo y la violencia por la violencia misma. Nunca me interesó la militancia armada.

-¿Por qué?

Nos hizo mucho daño a los sesentistas la ideología loca de un Che Guevara que decía que había que subir a una colina, convencer a los campesinos y, después, bajar y hacer la revolución, y con 200 tipos bastaba. Hasta que alguien le preguntó: “¿Y la aviación, las Fuerzas Armadas de los militares?”. Respondía que no importaba, que había que hacer la revolución igual. Toda esa gente fue metida, encapsulada en una gran mentira que yo la sentía. 

-¿En qué momento se desilusionó con la izquierda?

Admiré la revolución cubana en el ‘59, pero yo en el ‘63, ‘64 empecé a desilusionarme por todo lo que estaba pasando, por los presos políticos. Para mis amigos de izquierda, era un burgués. Lo sigo siendo y me encanta serlo. La pucha, la burguesía fabrica cada producto, hay cada auto lindo en la calle, vivir bien, en lugares agradables. Tengo una gran desilusión con los sueños de esa izquierda. Ahora soy un liberal de izquierda. Liberal porque defiendo a la democracia, a las instituciones democráticas y de izquierda porque me preocupa lo social y me angustia la pobreza. Los índices de la actualidad son brutales.

*Entrevista concedida al programa “Voces y memorias”, que se emite los martes a las 20 por Eco Medios AM 1220.

www.hernandobry.com
 

Hernán Dobry

seguir leyendo
home politica Entrevista

Lo más visto

Noticias Recomendadas