En vivo
Iglesia Manantial de Vida

Denuncian a un pastor por abusar de cuatro mujeres en la "habitación de la liberación"

Alejandro B. está acusado de abuso sexual con la excusa de "salvarlas del espíritu sexual" a varias feligresas, entre ellas, dos menores. 16 de abril, 2019

Cuatro mujeres denunciaron por abuso sexual a un pastor evangelista en la localidad de Berisso. Según relataron las víctimas, las llevaba a "la habitación de la liberación" con el argumento de que las iba a “salvar del espíritu sexual” y así alcanzarían la liberación personal. Sacaba el picaporte para que no pudiesen escapar. Dos de las víctimas son menores de edad. El acusado fue detenido en el mismo templo en el que era el referente espiritual.

Aún era de noche cuando los efectivos de la Policía Bonaerense ingresaron a la iglesia Manantial de Vida, en la calle 149 Norte entre 10 y 11, en Berisso y detuvieron al pastor del lugar. El acusado fue identificado como Alejandro B. Tiene 57 años y, según los testimonios de las víctimas, el hombre las llevaba a una habitación del templo para “salvarlas”.

En dos años, se atendieron más de cinco mil casos de abuso sexual, y el 65% de las víctimas eran menores

El cuarto fue bautizado por él como la “habitación de la liberación”. Una de las víctimas, de 22 años, precisó ante la Justicia que cuando ingresó a ese cuarto el pastor sacó el picaporte para que “no se escapara el espíritu” e inició una sesión de oraciones que terminó en el manoseo de las partes íntimas de la joven.

La causa. La investigación comenzó tras la denuncia en el Gabinete de Delitos contra la integridad sexual de la DDI de La Plata de una joven de 20 años. Hacía cinco años que concurría a esa iglesia y aseguró que el pastor la había encerrado en un cuarto y la había manoseado con la excusa de “sacarle del cuerpo un espíritu sexual” que la atormentaba. La chica contó que el religioso aprovechó que la joven estaba con un cuadro de depresión. Luego de este testimonio los investigadores pudieron recolectar otros tres casos más.

"La violencia sexual deja huellas, el abuso es un disparo a la personalidad”

Dos de los hechos involucran a dos menores de 15 y 17 años que fueron “abusadas con manoseos en sus partes íntimas” con el mismo procedimiento que la primera víctima y la excusa del “espíritu sexual”. La cuarta víctima es una mujer de 22 años.

Por esa razón, el detenido está acusado de “abuso sexual agravado”. De acuerdo a la investigación, Alejandro B. utilizaba siempre el mismo argumento de “sacarles un espíritu sexual” de los cuerpos para lograr la “liberación personal”.

A.S./ C. P.


seguir leyendo
home policia Iglesia Manantial de Vida

Lo más visto

Noticias Recomendadas