FUERTE APUESTA OFICIAL

Los motores ‘invisibles’ de la era Macri todavía están a media máquina

Más allá del campo y los autos, el Gobierno empuja sectores no tradicionales, como el litio, las renovables, el turismo low cost y Vaca Muerta. Pueden significar hasta un 9% del PBI, pero con efecto dispar en empleo. 4|03|18

El Gobierno confía en que hay una “revolución silenciosa” en cuatro sectores no tradicionales de la economía argentina: las energías renovables, las aerolíneas low cost y el turismo, el litio y el yacimiento de Vaca Muerta. Sin embargo, estos sectores, en su conjunto, solo representan alrededor de un 6% del PBI argentino, cifra que podría escalar por encima el 9% si se toman en cuenta los derivados indirectos.

En términos directos, la suma de estos sectores emplea alrededor de 1.100.000 personas, lo que significa un 5,4% del total del empleo formal e informal de la Argentina. Sin embargo, el 99% de los mencionados puestos corresponden también al turismo, mientras que los rubros energéticos aún están en una fase inicial en ese sentido.

Si bien los distintos actores de la “revolución silenciosa” tienen poco peso en la actualidad, es cierto que en los últimos años han adquirido un inusual dinamismo y que las proyecciones parecen ser alentadoras. Por citar un ejemplo, los más optimistas esperan que Jujuy tenga el crecimiento sostenido más largo de su historia gracias a contar en su territorio con atracciones turísticas, reservas de litio bajo los salares y un excelente nivel de radiaciones para energía solar.

Turismo low cost. Según un relevamiento realizado en 2015 por el Ministerio de Turismo, la actividad representaba entonces un 3,8% de puntos del PBI argentino y podía llegar a un 7% si se toma en cuenta el dinero que genera en forma derivada.

La consultora InverTur le explicó a PERFIL que, a partir de los cambios en materia aerocomercial, el turismo podría generar 300 mil puestos de trabajo nuevos para 2020 y pasar de 6,6 millones de viajeros (que llegan del exterior en la actualidad) a 9 millones.

“Por primera vez en 12 años, Argentina incorporó dos aerolíneas nuevas, que son Fly Bondi y Avianca, en modalidad low cost, y para fin de año va a empezar a operar Norwegian”, señaló el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien también puso énfasis en que desde el comienzo de su gestión el país cuenta con 129 rutas nuevas.

Por su parte, Ramiro Alem, de InverTur, explicó que las empresas de bajo costo serán fundamentales para incrementar el número de turistas que deciden viajar por Argentina: “Ir a Ushuaia costaba 10 lucas, mientras que en Europa un viaje parecido sale 100 euros”, destacó. En un sentido similar, el consultor Santiago García Rúa explicó que un país como Argentina, al estar lejos de los principales destinos, “debe ser atractivo desde el precio”.

Como contracara de esta mejora, el sector que no la pasa tan bien es del turismo juvenil. Fuentes vinculadas al negocio de los hostels manifestaron que 2017 fue “desastroso” para muchos de ellos.

Energías renovables. El Gobierno lanzó el Plan RenovAR para lograr que para fines de 2018 el 8% de la energía que se consume en Argentina sea generada por fuentes renovables. La mayoría de los especialistas coinciden en que esto no será posible. Desde el ministerio que dirige Juan José Aranguren aseguran que el nivel actual es del 2%, y esperan llegar a la meta el año que viene.

“Para 2025 pensamos llegar al 20% que pretende la ley vigente”, afirmó un vocero de esta cartera. Esto puede ser clave también para achicar el déficit comercial argentino que se explica, en gran parte, por la matriz energética. En energía solar, el proyecto más ambicioso es Cauchari, el parque solar más grande de Sudamérica, que se encuentra en la provincia de Jujuy. “Cauchari genera 300 megavatios, 12 veces la capacidad argentina actual, y cuenta con una inversión de 300 millones de dólares que llegan de China”, afirma el presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables, Marcelo Alvarez.

Por otra parte, Alvarez calcula que este año la inversión sumada de energía eólica (con fuerte impacto en la Patagonia y el sur de Buenos Aires), la solar (también en Cuyo) y la biomasa alcanzará los 3 mil millones de dólares. En tanto, los ya licitados planes RenovAR contarán con inversiones de 6.300 millones de dólares.

Quien advierte sobre posibles efectos no deseados por el cambio de matriz energética es el fundador de la consultora HUB Energy, Luciano Codeseira: “Las inversiones anunciadas representan la mitad de lo que se invierte en Vaca Muerta”, afirmó. Tampoco es optimista respecto de la generación de empleo: “Se limitará a la instalación y el mantenimiento”, afirmó. Actualmente, estas energías generan en la Argentina 6 mil puestos de trabajo directos, y unos 10 mil más durante la construcción. Un consultor que prefirió no dar su nombre explica que los proyectos de pequeña escala “permitirán generar trabajo en poblaciones rurales”.

Litio. El litio es clave para el funcionamiento de los autos eléctricos. Nuestro país cuenta con un gran potencial en materia extractivista en Jujuy, Salta y Catamarca. “El litio genera 500 empleos en la actualidad y, en una proyección optimista, puede llegar a generar 3.400” explica el especialista en energía de Abeceb, Javier Cao.

El investigador del Conicet Bruno Fornillo, sin embargo, explicó que Argentina está perdiendo una gran oportunidad al limitarse únicamente a extraer carbonato de litio y no industrializar. “Damos la materia prima y ni siquiera nos beneficiamos en términos de recaudación. Además, la minería del litio no genera tanto empleo”, afirmó Fornillo.

El presidente del Instituto del Litio de Jujuy, Héctor Simone, explicó que la provincia trabaja en tres etapas y que la intención es empezar a generar baterías y celdas, para potenciar las inversiones locales y extranjeras.

Vaca Muerta. “Esperamos para los próximos años inversiones de entre 8 mil y 10 mil millones de dólares”, explicó la especialista norteamericana Amanda Kupchella, de Wood Mac Kenzie. Por su parte, Jorge Vasconcellos (de Ieral) afirmó que durante el último trimestre del año pasado el volumen de metros perforados creció un 152%.

Si bien Vaca Muerta presenta un crecimiento en generación de empleo (5 mil directos) y en nivel de actividad, las previsiones no son tan optimistas como en un principio. “Creer que Vaca Muerta podría representar un 10% del PBI, como se dijo en algún momento, es un disparate”, aseguró un consultor.

La era de las baterías y el ocio

La economía del litio goza de buenas previsiones para la próxima década, dado que se trata de un insumo necesario para las baterías de los autos eléctricos. Sin embargo, el presidente del Instituto del Litio de Jujuy, Héctor Simone, advirtió: “Este boom tendrá quince años asegurados, después hay que ir viendo si no se empieza a reemplazar ese tipo de baterías. Es muy importante que Jujuy aproveche esta etapa”.

El turismo, en tanto, está llamado a ser uno de los sectores de la economía mundial con mayor proyección de cara a los próximos años, en virtud de que muchos analistas auguran un futuro con mayor tiempo para el ocio.

Es por ello que tanto desde el Gobierno como desde el sector privado se espera que el turismo sea una punta de lanza en materia de generación de empleo directo e indirecto. “Se trata de un sector basado en experiencias y, por ende, cuenta con una porción importante de mano de obra no repetitiva que no puede ser fácilmente robotizada”, explicó el especialista en recursos humanos Alejandro Melamed.


seguir leyendo
home economia FUERTE APUESTA OFICIAL

Lo más visto