En vivo
Default light

Advierten que más allá de un acuerdo con los bonistas, llevará tiempo volver al mercado

Operadores del mercado interpretan que será difícil para el país volver a conseguir financiamiento a las tasas que pagan los países de la región. Los privados podrán correr mejor suerte. 22 de mayo, 2020

En medio del default "light" en el que está incurriendo la Argentina en la jornada, y con la continuidad de las conversaciones con los acreedores hasta el 2 de junio para arribar a un acuerdo por el canje de deuda, diversos analistas estiman que al país le va costar mucho tiempo volver al mercado de capitales con legislación extranjera, más allá del posible convenio que se alcance con los bonistas.

Tanto operadores del mercado local como economistas resaltan que tras un acuerdo por la reestructuración de la deuda, a la Argentina le faltará "mucho tiempo" como acceder al mercado de capitales con legislación extranjera a tasas similares a la que pagan países de la región.

"Aunque se llegue a un acuerdo con los bonistas, a nuestro país le va a llevar mucho tiempo poder generar confianza de vuelta para que le presten dinero a tasas razonables y no tener que pagar más de un 10 por ciento como ocurriría si optara por apurarse a colocar deuda en el exterior", resaltó Christian Buteler, consultor y analista de mercado.

Para Buteler el tema de la confianza y la proyección del país hacia delante será fundamental como para tratar de ir logrando, de a poco, recuperar credibilidad y de esa manera, en un tiempo prudencial tener acceso al crédito externo.

El gobierno convocó a un nuevo canje de Letras del Tesoro

"En realidad, el acuerdo por la deuda le sirve notablemente a una gran cantidad de empresas argentinas, ya que eso les permitirá poder acceder al mercado voluntario de deuda, en mejores condiciones sin dudas, pero al Estado le va a llevar mucho tiempo lograr ese acceso", puntualizó el consultor.

Justamente, uno de los grandes desafíos que tiene el Gobierno por delante, tras el eventual acuerdo con los acreedores, es tener consistencia fiscal, el nudo troncal de la problemática de la deuda que se arrastra desde hace décadas en el país.

Y el frente fiscal viene con un horizonte más que complicado, teniendo en cuenta la urgencia que tuvo que encarar el Estado como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Si bien la pauta oficial del balance de las cuentas públicas se fijó hace poco en un déficit primario del 3,5%,  tanto en el mercado como analistas económicos estiman que el desequilibrio será mucho mayor.

"Yo considero que este año la caída del PBI va a estar en alrededor de 7% y el déficit primario también paralelo con esa cifra, es decir, rondando un 7%", agregó el titular de Buteler Servicios Financieros

 

Qué números se esperan de la actividad económica

Por su parte, el economista Camilo Tiscornia de C& T Asesores Económicos recalcó que "las oportunidades para la economía tras la reeestructuración de la deuda dependerán de las decisiones de la política económica y de la política en general, algo que no está claro por la falta de uniformidad de criterios en la alianza gobernante".

Tiscornia se mostró escéptico con la idea de que cerrar el problema de la deuda permitirá un antes y un después en la situación que vive la economía argentina. "No creo que después de todo lo que ha pasado con el coronavirus alcance con una reestructuración de la deuda simplemente para pensar que la Argentina entra en un sendero optimista por sí sólo", argumentó.

Y agregó: "Yo creo que este es un tema más, pero no de los más importantes. Creo que será mucho más complejo lidiar con la emisión monteria, el déficit fiscal que va a quedar y el nivel de pobreza, entre otros temas", resaltó el economista.

Fernando Nolé

seguir leyendo
home economia Default light

Lo más visto

Noticias Recomendadas