En vivo
LA ERA POST-MACRI

Se complica el futuro judicial de Aguad ante un eventual cambio de gobierno

El cordobés que se mantuvo los cuatro años en el gabinete de Macri avizora un diciembre complejo. Correo Argentino, Ara San Juan y fusión Clarín-Telecom, tres frentes que pueden ser más. 22 de septiembre, 2019

La agenda mediática semanal volvió a poner en escena al ministro de Defensa, Oscar Aguad. Aunque esta vez fue por su pasado como titular de la extinta cartera de Comunicaciones, y tras las declaraciones del empresario y uno de los dueños del Grupo América, Daniel Vila. 

En una entrevista en el programa Animales Sueltos, el mendocino dijo que había sido presionado por Aguad, a instancias del propio presidente Mauricio Macri, para que reintegrara al Estado nacional el espectro de su empresa Supercanal Arlink. “Mandó al ministro Aguad a meterme una denuncia penal”, dijo Vila. 

En ese momento, Aguad se encontraba en Córdoba con una actividad conjunta con el Gobierno provincial: la firma de un convenio entre la Fuerza Aérea, Fadea (Fábrica Argentina de Aviones) y Caminos de la Sierras para la repavimentación de pista y algunos accesos. Y no tuvo ninguna manifestación al respecto. 

Por el contrario, los cordobeses que conocen al radical desde hace varios años, reinstalaron la hipótesis de lo complejo que será el panorama a futuro si se produce un cambio de gobierno a nivel nacional. 

Un conocedor de uno de los cordobeses que se mantuvo en el gabinete los cuatro años del gobierno de Cambiemos -el otro es Gustavo Santos, aunque Turismo pasó de ministerio a secretaría- confió a PERFIL CORDOBA que “Aguad teme convertirse en ‘el De Vido de Macri’”. “Comodoro Py ya empieza a vivir la transición: el 10 de diciembre Aguad cierra su ciclo en el Edificio Libertador y el 11 comienza a caminar los pasillos de Retiro”, aseguró la fuente en referencia a los Tribunales Federales. 

Los frentes abiertos. Son tres las causas que complican el futuro del cordobés que fue candidato a gobernador en el 2015 en lo que fue la precuela de Cambiemos, la coalición denominada Juntos por Córdoba: la condonación de deuda del Estado a la empresa Correo Argentino de la familia Macri; la desaparición del submarino ARA San Juan, que concluyó con la muerte de los 44 tripulantes; y la fusión Cablevisión-Telecom. 

En el primer hecho, que se produjo en 2016 cuando era ministro de Comunicaciones, el último revés judicial se produjo hace 10 días cuando la Cámara Federal de Casación Penal rechazó los pedidos de la defensa de Aguad para cerrar la causa. Presentación que se hizo contrarreloj y de la que aguardaba un resultado favorable en el entorno del ministro, sobre todo después de lo que fue el resultado de las Paso. 

En la causa se investiga el acuerdo firmado por los funcionarios macristas y que impedía al Estado percibir en marzo de 2033 (cuando finalizara el plan de pagos acordados) 70 mil millones de pesos de parte de la empresa de la familia presidencial

Por esta investigación Aguad y tres acusados más fueron indagados por el juez federal Ariel Lijo. Causa en la que también está acusado el propio Macri. 

Lo de ARA San Juan es igual de complejo en el terreno judicial. Para muchos, ambas pelean cabeza a cabeza como la causa que más complica al cordobés. Una fuente que conoce los pasillos de Comodoro Py se animó a compararla con la tragedia de Once. 

“El enojo de los familiares es muy grande. Fueron bolud…, les mintió en la cara”, afirman los que conocen la causa. 

El último contrapunto fue cuando Aguad adjudicó lo sucedido a la “falta de entrenamiento”. Después de ello vino el informe de la Bicameral en el Congreso y la decisión de la jueza de Caleta Olivia, Marta Yañez, de citar al antecesor de Aguad en Defensa, el radical Julio Martínez. También de muy buena relación con el cordobés que lo reemplazó meses antes del caso del submarino. 

La fusión, por su parte, también asoma como un dolor de cabeza y había quedado lejos de la agenda cuando Vila lo reinstala en la noche del miércoles. Para algunos, como parte de la puja que tienen los empresarios para conformar el Círculo Rojo de Alberto F. 

Aquí, además del espectro que ganó Vila en la licitación durante el kirchnerismo, que después no pagó y pasó a Arsat, pero que el propio empresario luego judicializó, está otra pata de las comunicaciones en la que aún no se puso la lupa: el tendido de fibra óptica que hace el Estado y usufructúa un privado. 

“No es un puro”. En el cambio de cartas que podrían hacer Alberto Fernández y Macri en una eventual transición, Aguad no integra el cupo de los puros. Y eso es lo más le preocupa

Alejado del radicalismo por su acercamiento al macrismo, nunca logró formar parte de la mesa chica pese a los frentes que se cargó para congraciarse con el presidente. De hecho, una persona que lo conoce de la época de los gobiernos de Ramón Bautista Mestre señala que ni siquiera por el exgobernador sobreactuó como sí lo hizo por Macri.

La UCR cordobesa descarta asilo. Distanciado de Ramón Mestre y de Mario Negri, y habiendo cedido hace rato el liderazgo de Marea Radical, el núcleo interno del partido a manos de Rodrigo de Loredo. El futuro político es incierto. El judicial, también. 
 


seguir leyendo
home Córdoba LA ERA POST-MACRI
Temas de esta noticia

Lo más visto

Noticias Recomendadas