En vivo
opinion

Un fantasma empieza a inquietar al macrismo

Macri ya ha recibido señales de que no será sencillo evitar su visita a los tribunales de Retiro, por negocios que las empresas familiares hicieron durante su gestión. 8 de septiembre, 2019

No debió exagerar el Presidente cuando confesó en público que la abultada derrota en las PASO fue como un “palazo”. En privado dijo cosas peores. Y, pese al discurso optimista o negacionista de que “se puede dar vuelta”, muchos e importantes funcionarios también tomaron nota de la realidad y comenzaron a preocuparse por el futuro.

¿Está en juego el porvenir político? Seguro. Por eso ya alumbró el posmacrismo, con Larreta, Vidal, Frigerio y varios más del sector “rosca”, que intentarán rearmarse como oposición al Frente de Todos convertido en oficialismo.

Pero de lo que nos ocuparemos aquí es de quienes se inquietan por cuestiones acaso más mundanas y concretas. Las laborales, por caso. Y las judiciales, por qué no.

Hombres y mujeres que se desempeñan en las estructuras jerárquicas del Estado nacional y del bonaerense han comenzado a buscar cobijo en la actividad privada, de nuevo. O en el gobierno porteño, otra vez, siempre y cuando Juntos por el Cambio confirme su triunfo en las primarias. Por las dudas, Larreta ya avisó reservadamente que “no hay lugar para todos”.  

Con la brutalidad del resultado, el despoder se inició el mismo lunes posprimaria. Desde entonces, los funcionarios políticos empezaron una devoción tan curiosa como reiterativa en cualquier administración saliente: la firma.

Ahí está la muestra de la vicepresidenta Michetti, que rubricó con fruición la designación en planta permanente de decenas de personas contratadas en el Senado, algunas de ellas con llamativos vínculos. En los próximos días saltarán más ejemplos.

Macri ya ha recibido señales de que no será sencillo evitar su visita a los tribunales de Retiro, por negocios que las empresas familiares hicieron durante su gestión

Otros comienzan a consultar obsesivamente a las áreas legales, para despejar sospechas ante posibles citaciones judiciales, esas a las que nos tiene acostumbrados Comodoro Py cuando cambia el viento.

Ese fantasma sobrevuela en no pocos despachos, incluido el presidencial. Macri ya ha recibido señales de que no será sencillo evitar su visita a los tribunales de Retiro, por negocios que las empresas familiares hicieron durante su gestión. Correo, energía renovables, autopistas y su decreto para autorizar que parientes de funcionarios entren al blanqueo (que aprovechó su hermano Gianfranco) podrían traerle problemas.

Fuentes judiciales y kirchneristas apuntan no solo contra Macri. Aparecen Dietrich, Faurie, Aguad, Sandleris, Alonso, Rodríguez Simón y Torello, entre quienes siguen en funciones. Y los ex ministros Caputo y Dujovne. Aún los que juran que no viene un tiempo de revancha (como aquel mítico film de Aristarain), auguran que la lista de observados podría ampliarse.


seguir leyendo

Lo más visto

Noticias Recomendadas