En vivo
Defensor de los Lectores

El ombudsman que dejó una herencia de buen periodismo

. 7 de julio, 2019

Decir que la muerte de Andrew Graham-Yooll es una pérdida irreparable para el periodismo es, seguramente, una verdad de Perogrullo. Andrew es parte indivisible del buen periodismo, y que haya desarrollado la profesión en este país hizo del oficio un camino difícil pero gratificante porque su praxis excedió la de simple expositor de hechos para constituirse en ejemplo.

Hago esta introducción para señalar que quien fuera mi antecesor en la función de Defensor de los Lectores del diario PERFIL sigue siendo un ejemplo para quien esto escribe. De la dimensión de otros grandes maestros del periodismo, con la particularidad de la tarea que entrego cada semana. En otros espacios de esta edición seguramente hay otros textos que abordan su figura, su formidable calidad de valiente defensor de los derechos de los ciudadanos y su independencia.

En 2007, cuando Andrew reemplazó a Nelson Castro como ombudsman de PERFIL, el fundador del diario, Jorge Fontevecchia, hizo con ellos una extensa entrevista conjunta. Prefiero –en lugar de opinar– citar algunas intervenciones de Graham-Yooll en ese encuentro:

◆ “El lector tiene que ser alentado a usar el diario. Los argentinis somos bastante apocados en el uso de nuestros derechos; entonces, si hay una puerta abierta al lector, que la use. Apoyen el diario, pero úsenlo. Es de ustedes. Hemos visto años con muy poca participación ciudadana en la política y se puede abrir una puerta desde los diarios. Ese es mi sueño”.

◆ “(Editor de Lectores) es el nombre que se pone a quien está a cargo de la sección Lectores (en medios británicos). Hay que recordar que ombudsman tiene su origen en los países escandinavos y que posiblemente haya un poco de amor propio en encontrar un nombre propio. Es algo retorcido lo de editor de lectores (reader’s editor). En inglés se acomoda…”.

◆ (Acerca del periodismo): “Todavía depende mucho del oficio y no es una profesión. Primero, gracias a Dios, no nos une una especie de corporación. No quiero ser parte de una corporación que rige cómo voy a trabajar o desarrollarme. Prefiero la idea de oficio, que es el que usa el talento, el conocimiento, y busca darle una forma buena, elegante y completa a lo que produce. Ese es el artesano de la palabra”.

◆ “La censura es algo contra lo que uno siempre tiene que pelear, es parte del oficio. La autocensura significa la declaración de la derrota propia sin haber combatido, es lo peor que nos puede pasar en este oficio. Es desistir de enfrentar una situación sin haberla peleado. Como decían en varias redacciones de Buenos Aires (durante la dictadura): ‘Nosotros no podemos publicar esto de desapariciones, pero vayan al diario de los ingleses (el Buenos Aires Herald) que ellos son tan locos que por ahí se lo publican’”.

◆“Hay que decirles siempre a los redactores que no se preocupen ni se enojen con la crítica. Este es un foro abierto y todo periodismo debe serlo. Y la crítica es parte del periodismo: se toma hoy y se sigue para adelante”.

En junio de 2010, Graham-Yooll escribía en PERFIL acerca de lo debatido en la ONO (Organization of Newspapers Ombudsmen). Cierro esta columna de homenaje con sus premonitorias palabras cargadas de futuro: “Estamos apenas en los comienzos del desarrollo de una gran alianza entre el periódico impreso y el diario digital. Lo que hay que abarcar como idea es que la edición gráfica debe ser vista tan solo como el comienzo, una primera parte de un proceso, más que un final. De ahora en más la prensa escrita, que nos ha acompañado por unos tres siglos, tiene que incorporar un aliado, el producto digital. El apoyo será mutuo”.


seguir leyendo
home columnistas Defensor de los Lectores

Lo más visto

Noticias Recomendadas