Bloomberg
Análisis

Nuevas medidas de Mauricio Macri: paz cambiaria y posiciones defensivas

Claves de los mercados a seguir en el corto plazo: subastas del Banco Central, señales del fin de la recesión y caída de los bonos. ¿Qué miran los inversores? 15|04|19

Traders y analistas conversan en desayuno semanal con Bloomberg News en Buenos Aires sobre la situación del mercado de Argentina y principales claves a seguir en el corto plazo. Aquí lo más destacado.

Participan:

  • Un ejecutivo de banco privado pidió no ser identificado porque no está autorizado a hablar públicamente
  • Bárbara Guerezta, economista senior de la consultora Arriazu & Asociados
  • Alejo Espora, jefe de estudios económicos de Banco Ciudad

Lo que ilusiona: paz cambiaria, aunque perecedera.

El Tesoro empezará a vender hoy USD60 millones diarios en el mercado y ayudaría así a consolidar la incipiente calma del peso. La moneda ganó más de 4% en la última semana y fue la de mejor desempeño entre las emergentes. Además, la liquidación de dólares del agro se acentuaría por la cosecha. Siempre y cuando no haya malas noticias a nivel global que presionen los mercados a la baja, estos dos flujos de divisas podrían crear un círculo virtuoso: alimentar, día a día, un excedente de divisas en el mercado, que llevaría al peso a operar más cerca del piso de la banda del BCRA y reduciría expectativas de depreciación.

Pero el ruido electoral transformaría a la paz cambiaria en una cuestión transitoria. Los pronósticos más optimistas le auguran una vida corta, no más allá de fines de mayo o principios de junio.

Desarme de bonos

Lo que da confianza: blindarse hasta octubre

El mejor plan para los inversores que deseen evitar las turbulencias en un año electoral es adoptar una posición extremadamente defensiva. El consejo es evitar en la medida de lo posible todo aquello que incluya riesgo argentino y optar por las alternativas en moneda dura, tanto en lo financiero como en la economía real.

No es casualidad que en el mercado de capitales argentino esté creciendo, desde fin del año pasado, la demanda de fondos Latam. Son instrumentos de inversión diversificados en activos de países vecinos, que no incluyen papeles argentinos. Muchos administradores de fondos en el país se vieron forzados a diseñar estas opciones para complacer a los clientes más aversos al riesgo.

Por qué fracasó el plan doble cero

Lo que entusiasma: señal de "piso" en la recesión

El segundo trimestre comienza con una base de recuperación económica que se ve en ciertos indicadores del trimestre previo. El índice de producción industrial (IPI) creció 4,8% en enero y 2,4% en febrero, en términos desestacionalizados. Los créditos bancarios, tanto para empresas como para familias, dejaron de caer en marzo. Y la construcción se reactiva: con el impulso de la obra pública y la privada, los permisos de edificación crecieron 5% y 36,6% interanual en enero y febrero, según datos del Indec.

Este escenario, agregado a la paz cambiaria, dejaría un buen punto de partida para la actividad del segundo trimestre. Con todo, la recuperación aún es "endeble" y se mantendrá atada al ruido político que generan las elecciones presidenciales.

Lo que genera dudas: un cambio de bandera

El presidente Mauricio Macri anunciará este miércoles un paquete de estímulos en medio de la crisis para aliviar el bolsillo de los consumidores. Consistiría en un amplio acuerdo con el sector empresario sobre precios de productos básicos y el lanzamiento de créditos para el consumo, entre otras medidas.

Sin embargo, el plan --que tiene como fin revertir la caída en el nivel de aprobación del Presidente que se ubicó en 25,6% en marzo-- no genera muchas expectativas: como a todo control de precios, se ve poco efectivo para atacar el problema de fondo de la inflación y contenerla en el mediano plazo. Y, más allá, supone ir en contra de una de las ideas centrales del partido Cambiemos de Macri, que siempre defendió las soluciones monetarias sobre este tipo de medidas.

Las demoras podrían disminuir el impacto del acuerdo en la inflación

Lo que sorprende: ¿qué sucede en los bonos con CER?

El derrumbe que empieza a verse en los bonos argentinos atados a la inflación (CER) llama la atención. El Boncer 2020 paga una tasa cercana al 15,3%+CER, un alza de 303pbs en lo que va del mes. Como punto de comparación, hace sólo 20 días el Tesoro argentino había colocado un título similar que vence en seis meses, a una tasa de 9,5%+CER.​

No está clara la explicación detrás de la caída en los precios del papel: ¿el mercado confía en el plan oficial contra la inflación y espera una desaceleración de los precios para los próximos meses? ¿O, al contrario, los inversores están desarmando sus posiciones en estos bonos para huir de instrumentos argentinos? La balanza parece inclinarse hacia la segunda opción.

Por ahora, lo que se tiene claro es que mañana el Indec publicará la inflación de marzo. El mercado espera una cifra cercana al 4 por ciento, que no sería muy alentadora para el Banco Central de Argentina. Si el dato se ubica por debajo de 3,5%, se espera una reacción positiva.

F.F.

Ignacio Olivera Doll y Jorgelina do Rosario

seguir leyendo
home Bloomberg Análisis

Lo más visto