Bloomberg
Tecnología

La guerra de streaming que hará extrañar al cable

La industria del entretenimiento televisivo ha logrado poner de cabeza la creencia generalizada respecto a la competencia del mercado. 16|04|19

La industria del entretenimiento televisivo ha logrado poner de cabeza la creencia generalizada respecto a la competencia del mercado. Hay más formas que nunca de ver televisión, sin embargo, para muchas personas eso no se traducirá en una mayor elección ni en ahorrar dinero.

Tres avances importantes de la industria durante la última semana apuntan más hacia esta dirección:

1. Walt Disney Co. dio a conocer Disney+. A partir del 12 de noviembre, será la pantalla exclusiva de abundantes contenidos nuevos y antiguos de la compañía. Para los superfanáticos de las marcas de Disney, como Star Wars, y para los padres de niños pequeños, la suscripción de US$6,99 al mes (o US$69,99 al año) puede valer la pena. Otros tendrán que decidir si es otra aplicación por la que vale la pena registrarse o si simplemente quieren quedarse con su dinero. Ni siquiera estoy convencido de que el precio se mantenga tan bajo por mucho tiempo: Disney dejó mucho espacio para superar la tarifa estándar de US$12,99 al mes de Netflix Inc.

2. Mientras tanto, YouTube TV aumentó su tarifa de suscripción mensual en US$10 a la friolera de US$49,99. Ocho redes de Discovery Inc. también se sumaron a su lista de canales, incluyendo HGTV y TLC. No obstante, las tarifas de suscripción combinadas de esos canales cuestan un poco más de US$1 mensual por suscriptor, lo que no explica la significativa alza de precios de YouTube TV.

4 razones por las que Apple TV+ amenaza el poderío de Netflix

3. T-Mobile presentó TVision, un paquete de US$100 mensuales con más de 275 canales, un par de cientos más de los que la mayoría de las personas desean tener. Inicialmente requerirá un decodificador de cable, una razón más por la que TVision se parece a un paquete de cable glorificado.

Esto no era lo que preveían los futuros consumidores, ni tampoco las empresas de medios de comunicación. Es un desastre total y configurar el conjunto ideal de suscripciones puede resultar costoso. Digamos que quiere ver la próxima serie de Star Wars, "The Mandalorian". Tendrá que pagar US$6,99 al mes por Disney+. Pero para terminar la serie "Succession" de HBO hay que pagar otros US$15 por HBO Now. Para programas de televisión en vivo, como deportes y reality shows de placer culpable, tal vez se suscriba a YouTube TV por US$50. Y la participación de Amazon.com Inc. en YES Network puede indicar que algún día los juegos de béisbol de los New York Yankees requerirán otra aplicación. Sume el costo de una conexión a internet y, repentinamente, un paquete de cable de la vieja escuela ya no se ve tan mal. (¿Podría ser que dos de las marcas más repudiadas de EE.UU., Comcast Corp. y la antigua Time Warner Cable, se reivindiquen? No).

Choose Wisely

La única mejora real en la elección del consumidor es la facilidad para cancelar los servicios. Generalmente se puede hacer en línea con un solo clic y es igual fácil volver a registrarse cuando hay un programa que no se quiere perder. Por ejemplo, los fanáticos de "Game of Thrones", que regresaron el domingo por la noche para ver su temporada final, podrían pagar HBO Now por los próximos dos meses y luego renunciar hasta la próxima gran serie de la red. Los paquetes de cables, en comparación, son muy difíciles de obtener y requieren llamadas de mala gana al servicio al cliente. Pero si cancelar es el mayor clave de venta de la industria del streaming, entonces se transforma en un problema.

Por eso, para mí, Netflix aún se destaca como la opción simple, asequible y lo suficientemente buena. (Veremos cuántos clientes atrajeron durante el último período cuando la compañía informe los resultados al cierre de la sesión del martes). Dicho esto, Disney, por su parte, está explorando cómo puede aprovechar las oportunidades de agrupación al ofrecer un descuento para quienes se suscriben a las tres aplicaciones: Disney+, Hulu y ESPN+. La compañía dio un paso hacia esta alianza el lunes, al anunciar que Hulu comprará la participación del 9,5 por ciento de AT&T Inc. en la compañía de transmisión por US$1.430 millones. Disney, que posee una participación mayoritaria en Hulu, facturará el combo de las tres aplicaciones como un paquete completo, marcando las casillas para contenido familiar, contenido para adultos y deportes. En realidad, sin embargo, aún hay muchos vacíos.

Netflix podría perder al 57% de sus clientes

Esta es también la razón por la que los servicios gratuitos y con soporte publicitario, como Pluto TV (adquirido recientemente por Viacom Inc.) están ganando popularidad. ¿Quién sabía que el futuro de la televisión significaría anhelar los días de anuncios publicitarios y paquetes? Por otra parte, la TVision de T-Mobile va demasiado lejos hacia otro lado, saturando todo excepto el fregadero de la cocina a un precio bastante elevado.

En una columna de febrero, planteé la pregunta: "¿Qué es la televisión?" La única respuesta concreta que tengo en este momento es: frustrante.

ED

Tara Lachapelle

seguir leyendo
home Bloomberg Tecnología

Lo más visto

Noticias Recomendadas