En vivo
Bloomberg

Acciones europeas se agitan ante inestabilidad de Argentina

La mayoría de las compañías europeas mantienen poca exposición a Argentina, gracias a décadas de auge y caída en su economía sumadas a oscilaciones monetarias desenfrenadas. Ver fotogalería 13 de agosto, 2019

La mayoría de las compañías europeas mantienen poca exposición a Argentina, gracias a décadas de auge y caída en su economía sumadas a oscilaciones monetarias desenfrenadas. Las pocas que mantienen operaciones considerables en el país están pagando el precio esta semana a medida que un malestar político agita los mercados.

Las acciones de la empresa española de servicios de seguridad Prosegur Cía. de Seguridad SA y su unidad Prosegur Cash SA se han desplomado un 17% y un 22%, respectivamente, esta semana. Tenaris SA, un fabricante de tubos de acero con sede en Luxemburgo que tiene sus raíces en Argentina, ha caído un 4,4% mientras que la constructora italiana Salini Impregilo SpA ha perdido un 4,2%. Telefónica SA ha bajado un 2,7%.

La moneda argentina y las acciones y bonos se hundieron tras la impresionante derrota del presidente, Mauricio Macri, en las elecciones primarias durante el fin de semana. La caída de Macri aumentó la posibilidad de que un gobierno populista pueda hacerse cargo del país y desencadene otro impago de la deuda.

Si bien no todas las empresas desglosan la cantidad de ingresos que obtienen de países específicos, está claro que algunas mantienen una exposición sustancial.

fallout

Prosegur Cash, que maneja servicios de transporte y manejo de efectivo, tiene casi 5.000 empleados en Argentina, más que en cualquier otro país, excepto Brasil. Su matriz, Prosegur, emplea a unas 18.000 personas en Argentina.

Tenaris, una compañía que cotiza en Italia que fabrica tubos para la industria energética, comenzó como Siderca SAIC, un productor argentino de tuberías, en 1948, según el informe anual de Tenaris. La empresa comenzó a expandirse más allá de Argentina en la década de 1990. Alrededor del 24% de sus empleados trabajan en Argentina, incluido su personal directivo, y la alta inflación del país, las fluctuaciones de divisas y los cortes de energía se mencionan como un riesgo clave del negocio.

El grupo Salini-Impregilo se adjudicó dos contratos para trabajar en un proyecto de saneamiento para el Riachuelo de Buenos Aires. La compañía, además, posee inversiones en carreteras con peaje e instalaciones de energía y agua en el país.

La empresa española Telefónica y la cervecera belga Anheuser-Busch InBev NV también mantienen una pequeña exposición a Argentina, aunque los analistas prevén un impacto limitado en las acciones proveniente de la crisis actual. El país representa solo el 2% de las ganancias subyacentes de AB InBev, según el analista de Bernstein Trevor Stirling. El flujo de caja operativo de Telefónica probablemente reciba un impacto menor a 0,5 puntos porcentuales, señala Bloomberg Intelligence.

La firma española de apuestas Codere SA también ha sido azotada, con la caída de sus acciones un 6,6% el lunes y un desplome de sus bonos. Argentina representó el 25% del beneficio ajustado de Codere en el primer trimestre, según documentos de la compañía.

Phil Serafino

seguir leyendo

Lo más visto

Noticias Recomendadas