Según psicologos

Por la crisis, hay cada vez más consultas por ‘estrés económico’

Los aumentos en los alquileres y en los precios, la suba del dólar y sus consecuencias generan cuadros de ansiedad más recurrentes. 9|09|18

Fernando se despierta todos los días a las 4 de la mañana para hacer cuentas. A fin de año se les vence el alquiler de su casa, y con los aumentos no sabe si van a poder renovar. Al frente de una pyme, también le preocupa llegar con los sueldos de sus empleados. Y la cuota del colegio de su hijo.

Para los psicólogos, su caso es ilustrativo de lo que definen como “estrés económico”, que en tiempos de crisis como el actual se convierte en motivo común de consulta. “La ansiedad es una emoción relativa al futuro, que no está mal tenerla. Tiene que ver con la respuesta a amenazas que podrían ser incontrolables. Pero cuando se va de nuestro control y produce síntomas como irritabilidad, trastornos en el sueño o cansancio desmedido, es momento de consultar a un profesional”, explica Gabriela Martínez Castro, directora del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (Ceeta). “Basta prender la televisión y ver las variaciones del dólar, o recibir una factura de servicios o los aumentos del supermercado”, agrega.

"Pero cuando se va de nuestro control y produce síntomas como irritabilidad, trastornos en el sueño o cansancio desmedido, es momento de consultar a un profesional”

Para Juan Eduardo Tesone, médico psicoanalista de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), la angustia y la impotencia se producen al no poder mantener el sano equilibrio que debería existir entre los ingresos del trabajo y los gastos cotidianos, sobre todo en los más importantes: vivienda, alimentación y educación. “Debería existir una ratio digna entre los ingresos del trabajo y los gastos de sobrevida, porque de lo contrario se atenta contra el valor fundamental del trabajo. Esto se manifiesta en las consultas con un sentimiento de angustia e impotencia. La consulta puede ayudar a reflexionar, pero no siempre es el medio donde se puede resolver”, dice.

Las redes sociales se convirtieron, también, en espacio de catarsis para los usuarios que comparten desde cuánto llegó en la última factura de gas, o cuánto les piden por renovar el alquiler, o cómo hacer para pagar vacaciones ya reservadas con un dólar tan alto.

“Renové contrato hace poco y me subió él 50%, más 12,5% por semestre”. “Renuevo en diciembre un tres ambientes en Caballito, y el dueño me dijo que si renovara hoy sería casi un 60% más”. “Hace seis años que alquilo en el mismo lugar y me piden un 55% para renovar, ¡una locura!”, son algunos de los mensajes que se leen en las redes sociales de Inquilinos Agrupados (IA), desde donde reclaman una ley nacional que regule los alquileres.

“Hace meses que las consultas que más recibimos son por cómo rescindir contratos anticipados, porque no se soportan los aumentos semestrales que duplican los aumentos salariales. Eso implica pagar multa, liquidar deudas de expensas, servicios. Para nosotros es difícil ayudar cuando la situación es que no se puede pagar el alquiler. La situación es crítica y hay un nivel de angustia importante”, dice Gervasio Muñoz, de IA.

Para quienes tenían planes de vacaciones o viajes ya programados, el dólar rozando los $ 40 también cambió el panorama. Por eso, desde el blog Promos Aéreas, Matías Mute, su fundador, da una serie de consejos para que pese a la realidad complicada puedan viajar. “Evitar comprar pasajes en agencias del exterior, pueden tener precios muy atractivos pero están en dólares y se debitan de la tarjeta de crédito al día del cierre de la tarjeta, no al día de la compra. Un lector comentó que tuvo una diferencia de $ 7 mil”, dice. Y recomienda “comprar en aerolíneas o agencias argentinas en pesos y en cuotas”. También, recomienda “evitar los hoteles con pago en destino. Quien reservó un hotel a principio de año para viajar ahora con la modalidad pago en destino estará abonando un 30% más aproximadamente”.



seguir leyendo
home sociedad Según psicologos

Lo más visto