los trabajos comenzaron hace un mes

Manzana 66: avanzan las obras pero los vecinos piden más verde

Al predio de Balvanera, que será una plaza, “le faltan árboles” en su diseño central, dicen quienes impulsaron el proyecto. 6|05|18

Después de cuatro años de idas y vueltas –y la intención original de construir un microestadio para 18 mil espectadores, que hizo organizarse a los vecinos para reclamar un espacio verde–, el último día de marzo comenzaron finalmente los trabajos para transformar la denominada Manzana 66, en Balvanera, en una plaza. Las topadoras levantaron los restos de las canchas de fútbol que funcionaban en el perímetro delimitado por Belgrano, Jujuy, Catamarca y Moreno, y comenzaron las obras, que hoy avanzan.

Pero los vecinos que reclamaron y lucharon por ese espacio público –y que lograron no solo ese parque de una hectárea sino también “dos escuelas más que sumarán el año próximo unas 800 vacantes”, según Alberto Aguilera, referente de Manzana 66 Verde y Pública– tienen algunos reparos sobre el diseño que el gobierno porteño anunció como “pensado en conjunto” con ellos.

“Para nosotros, las imágenes que salieron son muy grises, ésa es nuestra definición”, dice. “Hay tres líneas de árboles (N. de R.: se trata de 88 nuevos ejemplares, según la información del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño) muy buenos rodeando la manzana, y en el medio no hay. No se entiende que al mediodía, cuando cierran los comercios, la gente va a comer a las plazas y se necesitan lugares con sombra. Necesitamos árboles, no diseño. Tenemos 40 centímetros de verde por habitante, en vez de 10 a 15 metros. La idea era tener la escuela inicial para chiquitos y una plaza pensada para adultos mayores, con bancos altos de madera con respaldo, para que esté cómodo el adulto, va a haber plantas aromáticas para que disfruten los no videntes, flora que va a atraer mariposas, que los chicos no conocen; rampas, no habrá rejas. Va a ser una linda plaza, lo que nos preocupa es el centro, lo que diseñó el artista (Pablo Siquier). Si no nos gusta como queda, iremos nosotros a plantar la semana siguiente”, asegura.

El diseño del parque fue “pensado especialmente para los requerimientos de una zona con niveles altos de tránsito vehicular y peatonal”, dicen desde la cartera porteña. En el perímetro, para beneficiar la movilidad, se ensancharán las veredas y se reubicarán las paradas de colectivos. El área interior, diseñada por Siquier, estará elevada 1,5 metros y se privilegiará la superficie verde, con senderos y mobiliario urbano especial “que promuevan la calma y el encuentro”.

El parque además estará equipado con juegos didácticos infantiles, estación de Ecobici, estaciones saludables y verdes, mesas de ping-pong, circuito atlético con estaciones aeróbicas y wi-fi gratis.


c.f.e./ s.c.

seguir leyendo
home sociedad los trabajos comenzaron hace un mes
Temas de esta noticia

Lo más visto