Dolor de Cabeza

Cuáles son los síntomas de la migraña y cómo tratarla

Se estima que entre el 1 y 3 por ciento de los niños de entre 3 y 7 años la padecen y la prevalencia en adolescentes es superior, entre el 8 y el 23 por ciento. 12|09|18

Este miércoles se celebra el Día Internacional de Acción contra la Migraña, una enfermedad crónica que si bien es más frecuente en los adultos, también la sufren niños y adolescentes.

Las migrañas son un tipo especial de dolor de cabeza que se focaliza en uno de los laterales. Es intenso, tanto que hasta puede llegar a ser incapacitante, y aparece de forma sostenida a lo largo de la vida. No tiene cura y su tratamiento es completamente sintomatológico. 

No se sabe cuál es es la causa, pero está muy relacionado con la dilatación y el espasmo de las arterias cerebrales, por eso es que el dolor es unilateral. Los médicos han podido confirmar, no obstante, que existe una predisposición genética. Es decir, que si un familiar padece migrañas, el menor tiene más probabilidades de padecerlas.

Un 25% de los chicos de 5 años sufrieron cefalea en algún momento, y se eleva a 75 a los 15.

Se estima que entre el 1 y 3 por ciento de los niños de entre 3 y 7 años la padecen y la prevalencia en adolescentes es superior, entre el 8 y el 23 por ciento. El menor número de episodios a edades más tempranas se explican principalmente porque los chicos están menos expuestos a factores que las provocan, como el estrés, el consumo de alcohol o pocas horas de sueño.

No obstante, en la actualidad las consultas por esta enfermedad en menores de edad aumentó entre un 10 y 30 por ciento. Los expertos analizan que la suba de los casos es debido al mayor estrés generalizado de la sociedad.

 

SÍNTOMAS

El diagnóstico y tratamiento de las migrañas se complica en la infancia sobre todo porque los más chicos no saben detallar con precisión los malestares que padecen. La pediatra y jefa de Pediatría de Vittal, Cecilia Avancini (MN 102751) detalló a PERFIL cuáles son los síntomas más comunes: 

  • Irritabilidad: no quieren moverse, hablan de un dolor generalizado en la cabeza y si se movilizan genera llanto.
  • Fotofobia: les molesta la luz.
  • Panofobia: les molesta escuchar sonidos muy fuertes.
  • Problemas digestivos: prestan dolores abdominales, náuseas o vómitos. 
  • Problemas en la vista: ven destellos de luz, rayas o puntitos. También pueden tener hasta la ausencia total de visión, lo que se conoce como “aura”, previo a una migraña.

Dolores de cabeza: la importancia de tener un diagnóstico correcto

 

TRATAMIENTO

La migraña puede aparecer a cualquier edad, pero una vez se presenta es crónica, es decir, que una vez se empieza a padecer ya se tiene de forma continuada de por vida. Existen pautas que permiten evitar llegar al momento de dolor, que los chicos las aprenden de a poco y las incorporan como parte de su rutina.

Las principales pautas para prevenir las migrañas son:

  • Que no se fatiguen y no tengan horarios prolongados de actividades.
  • Dormir por lo menos 8 horas todos los días.
  • Estar bien hidratados
  • Mantener el peso bajo control, dado que algunos estudios indican que puede presentarse como consecuencia de la obesidad.

En cuanto al tratamiento, difiere según la edad. “En adolescentes hay un abanico de medicamentos mayor. En pacientes pediátricos se receta analgésico como sería el ibuprofeno o el paracetamol. Son los mismos que usamos para la fiebre sólo que se aumentan las dosis. Por supuesto que todo eso se consulta con el pediatra de cabecera. En caso de que todo esto venga acompañado de algún vómito o de un estado nauseoso se da antiemético”, precisó Avancini.

Si bien el problema en los más chicos es que no saben detallar con precisión sus malestares, en la adolescencia se abusa de la automedicación, por lo que hay que seguir un control de lo que toman los jóvenes, sea o no por prescripción médica. 

Para aliviar los malestares, la pediatra recomendó: “Hay que ubicar al niño en un lugar tranquilo, bajar las luces, tratar de que concilie el sueño, esto los hace recuperar el estado de fatiga y mejora la cefalea. También se puede colocar paños fríos en la cabeza y sobre los ojos. Por otro lado, no hay que acostarlo por completo en horizontal porque es aposición, aumenta la cantidad de sangre que llega a la cabeza y aumenta la pulsatilidad y el dolor de cabeza. Por eso es muy bueno tenerlo con la cabecita un poco más elevada”.
 



seguir leyendo
home salud Dolor de Cabeza

Lo más visto