Cuaderno de las Coimas

Julio De Vido negó todos los cargos y pidió su sobreseimiento

El ex ministro de Planificación denunció persecución penal por el “cuadernogate” y descartó ser parte de una asociación ilícita. 11|08|18

En medio del escándalo por el cuaderno de las coimas, el ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido presentó ayer un escrito en los tribunales de Comodro Py. Allí sostuvo que no formó parte de una “asociación ilícita”, como se lo acusa en el marco del expediente que llevan adelante el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, y pidió su sobreseimiento en el expediente.

En el caso están acusados, entre otros, su segundo en el Ministerio de Planificación Roberto Baratta, junto a distintos funcionarios y empresarios. La de De Vido era una de las 18 indagatorias dispuestas incialmente por Bonadio, en una ronda en la que el próximo lunes deberá presentarse la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner quien, al igual que el detenido, también presentaría un escrito.

El ex ministro aparece varias veces mencionado en los cuadernos. Según los escritos, el 7 de abril y el 31 de mayo de 2010, Baratta le entregó dinero en su departamento. Su nombre es mencionado también cuatro días distintos de junio de 2015 y el 1º de julio de ese mismo año.

“Niego total y categóricamente los hechos que se me están atribuyendo, se trata de afirmaciones imprecisas, desprovistas de tiempo lugar o modo”, sostuvo De Vido en el escrito que entregó su defensa, encabezada por Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro.

De Vido presentó un escrito ante Bonadio: "No formé parte de ninguna asociación ilícita"

La causa por la que debió volver ayer a Comodoro Py se inició tras la presentación de una serie de ocho cuadernos con anotaciones que detalla cómo habría sido el entramado de la corrupción en la obra pública durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Los escritos fueron realizados por Oscar Centeno, ex chofer de Baratta, y quien se transformó en el primer arrepentido del caso. Luego sobrevino la ola de “arrepentimientos”, entre los que se inscribió el del primo presidencial, Angelo Calcaterra, ex dueño de Iecsa, una de las principales contratistas del Estado durante la anterior gestión.

En el texto, el ex ministro aseguró: “No formé parte de ninguna asociación ilícita, hay persecución penal y pido el sobreseimiento” y señaló que la acusación no tiene una “descripción clara, precisa y circunstanciada del rol” que se le adjudica en los hechos investigados.

Además, negó ser parte de una asociación que organizaba “un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilegal y enriquecerse ilegítimamente y de utilizar parte de esos fondos para la comisión de otros delitos” y tildó la imputación de “descabellada”.

Para Claudio Bonadio "la asociación fue comandada por Cristina y Néstor Kirchner"

 

“Niego haber recibido fondos ilegales en bolsos, bolsita, sobres, cajas y/o cualquier otra forma o modo” y es una acusación ‘falaz’”, apuntó.

Por otra parte, De Vido dijo que nunca utilizó los servicios de “chofer o remisero”, en referencia a Oscar Centeno, quien registró en ocho cuadernos presuntos pagos ilegales de empresarios cuando trabajaba bajo las órdenes del funcionario Roberto Baratta. El detenido pidió al juez que realice medidas de prueba para corroborar sus dichos: “Solo se me imputa por haber sido ministro”, denunció.

La Justicia cree que el ex funcionario era el organizador de una “banda delictiva” encabezada por el matrimonio Kirchner.

Tras la declaración indagatoria, para la cual fue trasladado desde el penal de Marcos Paz donde permanece con prisión preventiva por el desvío de fondos de Río Turbio, el ex funcionario regresó a la cárcel en donde está detenido desde octubre pasado por orden del juez Luis Rodríguez.

 



seguir leyendo
home politica Cuaderno de las Coimas

Lo más visto