La pelea por los precios

Investigan la concentración en el transporte de larga distancia

Un informe de la CNDC advierte que siete empresas concentran el 75% del mercado. 24|05|18

La alta concentración de mercado y la falta de datos acerca de las empresas del sector son dos de los principales inconvenientes que presenta hoy el transporte terrestre interurbano en Argentina, según un informe de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC).

El documento brinda una serie de recomendaciones para el Ministerio de Transporte, entre las que se destaca la necesidad de flexibilizar el marco regulatorio para que ingresen más compañías y se fomente la competencia.

Existen 119 empresas, pero siete grupos concentran más del 75% de todo el parque automotor”, señaló Esteban Greco, titular de la CNDC. Greco explicó, sin embargo, que el análisis de la competencia de este mercado debe estar centrado, fundamentalmente, en el detalle de los corredores. “Se analizó una muestra de 100 pares de origen-destino y se vio que el 25% tienen un único operador. En dos tercios hay sólo tres operadores o menos y en el 75% hay un operador que concentra más de la mitad del mercado”, especificó el funcionario.

El informe de la CNDC destaca que “el sistema de permisos es la principal barrera de entrada en este mercado”, por lo que el organismo recomendó alivianar el ingreso, para que pueda haber nuevos jugadores ofreciendo servicios y, de esta manera, mejorar tarifas y frecuencias. Además, el documento añade que las regulaciones tarifarias deben existir en los corredores donde no hay competencia, pero eliminarse en aquellas rutas donde operan varias empresas.

Por su parte, el subsecretario de Transporte Terrestre, Luis Vicente Molouny, quien participó de la presentación del informe, se refirió al trabajo que vienen realizando en esta materia: “Estamos desburocratizando el proceso y simplificando el otorgamiento de permisos”.

Molouny añadió que ni bien asumió el actual Gobierno se eliminaron los 1800 millones de pesos que había en subsidios para las empresas de transporte automotor y que esta situación no habría impactado en tarifas dado que se otorgaron otras herramientas al sector, como la posibilidad de acotar los servicios según la demanda.

Respecto de esto último, una de las recomendaciones de Greco fue “no obligar a mantener frecuencias cuando baja la demanda, porque eso impide bajar precios en otras rutas”. Sin embargo, explicó que se debe dar un tratamiento especial a los servicios que presentan una relevancia desde el punto de vista social, es decir, cuando conectan a una localidad.

Monitoreo. En cuanto a la falta de capacidad de monitoreo de las empresas del sector, la CNDC informó que es fundamental sistematizar datos de las compañías de transporte. En ese aspecto, Molouny se justificó resaltando que cuando llegó el actual Gobierno “había muy poca información estadística”.

Además de cuestiones relativas a la flexibilización de requisitos de ingreso para una mayor competencia, Greco destacó la importancia de darle al sector una visión multimodal, que permita ver al transporte automotor como una parte de un esquema que incluye también al transporte ferroviario y al aéreo. También resaltó la importancia de que las compañías incorporen sistemas tecnológicos que le permitan a los usuarios comparar precios y servicios.

Greco recordó también que este jueves comienza a estar en vigencia la nueva Ley de Defensa de la Competencia, que agrega herramientas para combatir contra la cartelización de mercado (situación que se da cuando un grupo reducido de jugadores, con posición dominante, conspiran para acordar precios). “La figura del arrepentido que aparece en la ley permite que quien participó de un cartel pueda denunciarlo”.



seguir leyendo
home economia La pelea por los precios

Lo más visto