PUENTE CON LA CITY

Cristofani, el banquero que más banca a Cambiemos

Clave para aplicar medidas anticorrida, se ofrece como interlocutor con hombres de negocios. Optimismo y defensa del plan ocho años. 8|07|18

“Los empresarios tenemos que participar (en el crecimiento del país) y a nosotros nos van a ver como un facilitador y protagonista de ese proceso”. El que se atribuye el rol de interlocutor con el sector privado es Enrique Cristofani, el presidente del banco Santander Río, que sigue al pie de la letra el pedido del Gobierno de mostrar una “agenda positiva”, como escribió Francisco Cabrera antes de dejar el Ministerio de Producción.

La frase resonó hace unas semanas durante un seminario de líderes y negocios entre Brasil y la Argentina. En ese momento, Cristofani –hasta ahora cultor del perfil bajo– venía de ser el anfitrión de una cena con sus pares banqueros del HSBC, BBVA, ICBC, Macro y Galicia, y los representantes del Gobierno, donde Luis Caputo fue el principal negociador. Allí acordó sostener Lebac en manos de los bancos, lo que oxigenó al Ejecutivo frente a los vencimientos.

Los banqueros, en tanto, intentaron desdramatizarlo. Si el Central mostrara en manos de quién están las letras, quedaría claro que estaban en manos de las entidades financieras, darían por terminados los “supermartes” que fueron perdiendo peso con las recompras y los anuncios.

Cristofani no solo puso la casa para las reuniones. Está entre los más optimistas frente al gobierno de Mauricio Macri y compite por ese lugar con banqueros como Gabriel Martino, del HSBC, que siempre tuvo un discurso muy alineado con las políticas oficiales.

La cercanía con el Gobierno no es reciente, de todas formas. Su banco –desde la casa central en Madrid– viene de anunciar inversiones por más de US$ 500 millones, según le dijo la titular, Ana Botín, al presidente Mauricio Macri el año pasado.

Antesala. Unos años antes, había tenido un primer acercamiento a lo que sería Cambiemos de la mano de Héctor “Toty” Flores,  con la apertura de una sucursal en Gregorio de Laferrere, en La Matanza, de la mano de la cooperativa La Juanita. Fue la “primera apertura de un banco de primera línea en un barrio marginal”, aseguró en ese momento Flores. Y de la mano del banco, hizo gala de llegar a lugares donde no hay cajeros en varios kilómetros a la redonda.

Hace poco más de un mes, en una entrevista con La Nación desde París, donde participaba de una reunión del B20, el grupo de afinidad de negocios del G20, desdramatizó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional como “la compra de un seguro”. También marcó que, pese a todo, la inversión creció 20%.

“Tender al equilibrio fiscal es una condición básica”, sostuvo semanas atrás Cristofani, en la misma sintonía de lo que promueven Hacienda y el FMI.

También avaló la política de apertura del Gobierno y la negociación con nuevos mercados, como la búsqueda del acuerdo Unión Europea-Mercosur, si bien considera que hasta ahora la integración dentro del bloque regional “no ha funcionado”.

Apertura. Pero el empresario estima que la Argentina está en condiciones de abrir más su economía. “El comercio exterior es el 18% sobre PBI en el Mercosur, mientras que en la Unión Euroea es del 68%”, ejemplificó.

Así, está entre los banqueros más convencidos de que Macri va a ser reelecto. Le informa a su casa matriz que habrá Cambiemos hasta 2023, al menos.

En esa línea, coincide con la visión del Gobierno en que la recuperación llegará a partir de fin de año, en el último trimestre. Y cree que el impulso estará dado por el campo pero también Vaca Muerta, donde se esperan más inversiones, así como en otros rubros, como telecomunicaciones.

Pero no es la primera vez que apunta a esos sectores como motores de crecimiento. Su confianza en Vaca Muerta data de la gestión anterior, aunque en 2015 consideró que “sin un cambio”, la situación del país podría estar “igual o peor”.
Es contador público e hizo parte de su carrera –como varios funcionarios actuales– en el banco JP Morgan. Vivió en España casi diez años, donde se sumó al grupo Santander. Volvió en 1992 y fue cinco años más tarde que el grupo compró el Banco Río de la Plata.

A la hora de las coincidencias con Macri, también comparten la visión de que existe un pesimismo producto del “microclima porteño”, que esconde los avances que generan en las provincias el campo, como el boom de pick-ups, o los avances de la obra pública, que ahora quedó bajo la mira del acuerdo con el FMI y las metas de déficit fiscal.

El BCRA, firme en 40%

El Comité de Política Monetaria del Banco Central definirá el martes la tasa monetaria que está en 40% desde el 4 de mayo último, cuando se elevó para frenar la corrida cambiaria. Los analistas prevén que durante julio se mantendrá en ese nivel, perfilándose a partir de agosto un sendero de reducción gradual hasta 33% a fines de 2018, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central difundido en la última semana. También un informe de Goldman Sachs estimó que no habrá cambios en la tasa. Además consideró que “esta será una reunión particularmente importante ya que el BCRA  puede introducir cambios en el marco de la política monetaria y los instrumentos que ha estado usando para alcanzar los objetivos de política monetaria”. En la última reunión del Comité, el 26 de junio, el organismo planteó que “mantendrá el actual sesgo contractivo para el impulso monetario hasta que la trayectoria de la inflación, así como las expectativas de los agentes de mercado, se alinee con la meta de 17% en diciembre 2019”.



seguir leyendo
home economia PUENTE CON LA CITY

Lo más visto