RECORRIDA ANTE INVERSORES

Caputo le garantizó al mercado que habrá ajuste

El ministro de Finanzas dijo que negociará con la oposición el Presupuesto 2019. Pero advirtió que si no sale, igual aplicarán topes estrictos al gasto. 9|06|18

“Se acabó la vida fácil”, fue el comentario de uno de los inversores que participaron ayer de una llamada colectiva con el ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien se encargó de explicar el acuerdo a los operadores financieros, tanto a la distancia como desde el microcine del Palacio de Hacienda.

Una de las dudas centrales de los inversores es cuánto de los US$ 50 mil millones que brindará el FMI se destinará a reservas y cuánto a cubrir el gasto. “La mayoría va a cubrir el déficit fiscal”, aseguró Caputo.

El acuerdo recibió las felicitaciones del secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin. Pero la preocupación de los inversores se mantiene: en algún momento, Argentina deberá pagar la deuda. “Una parte va a ir al Banco Central para las reservas”, enfatizó el ministro para dar garantías de repago.

El acuerdo moldeará el Presupuesto 2019, que ingresará al Congreso a mediados de septiembre. Y necesitará el visto bueno de la oposición. “Si no se aprueba, el Gobierno operará con el Presupuesto de este año, que pone un techo a lo que se puede gastar. Los techos de este año son menores que los que habrá en 2019 por la inflación. Si el Congreso no aprueba el Presupuesto, los límites serán todavía más estrictos porque se aplicarán los topes de este año”, indicó Sebastián Galiani, vía telefónica.

Tipo de cambio. Después de negar que el FMI haya establecido un tipo de cambio ideal, Caputo explicó que el Tesoro no venderá más los dólares de la deuda o del Fondo a través del Banco Central sino que lo harán vía mercado. “No quiere decir que nosotros vamos a intervenir en el mercado sino que vamos a venderlos en el mercado para cubrir nuestro déficit. Y los venderemos cuando lo consideremos apropiado o cuando la demanda exceda a la oferta. Tenemos que ser más oportunistas, como sucede con los bonos”, sostuvo el funcionario.

Caputo, junto a su jefe de Gabinete, Pablo Quirno, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, se reunieron con agentes de Bolsa, aseguradoras y fondos comunes de inversiones, y aseguraron que los fondos –junto con los US$ 5.600 millones de financiamiento del BID, Banco Mundial y CAF– “despejan cualquier incertidumbre sobre el programa económico y la situación de los mercados”.

Deuda. Las necesidades de financiamiento del año próximo en términos netos “van a estar en torno a los US$ 22 mil millones”, según los funcionarios. El paquete del FMI es “lo suficientemente grande para cumplir las necesidades financieras hasta la finalización del mandato” de Mauricio Macri, reiteró Caputo.

Finanzas reiteró que no emitirá deuda en el mercado internacional este año, “ni en dólares ni en euros”. Y para el año próximo, estudia financiarse en el mercado local. “No podemos tomar el compromiso de que no vamos a emitir deuda internacional”.

Las letras del BCRA

A medida que el Tesoro se financie en pesos o dólares en el mercado interno, esos fondos irán a recomprar las “letras intransferibles” que se fueron colocando en el Banco Central. Con los pesos que reciba Federico Sturzenegger, reducirá el stock de Lebac.

“El Tesoro cancela deuda intra- sector público tomando deuda del sector privado”, remarcó Caputo. Los críticos marcan que pasará a pagar tasas de interés más altas. El Gobierno marca que la medida “sanea” al Central.

“No hay un cronograma porque no podemos anticipar la demanda. Lo vamos a hacer de forma oportunista en los próximos tres años y por unos US$ 20 mil millones. Sin los $ 125 mil millones de Lebac del sector público, “estará más cerca de US$ 15 mil millones”, estimó el ministro.



seguir leyendo
home economia RECORRIDA ANTE INVERSORES

Lo más visto