Entrevista

Avalle: “No hay negocio lícito que pueda resistir las tasas de las Lebacs”

El ministro de Industria, Comercio y Minería de la Provincia destacó el efecto nocivo que tienen las altas tasas financieras contra la inversión productiva. Afirma que no se analiza declarar la emergencia industrial. 8|07|18

Antes de partir rumbo a Villa María para el Pre-Coloquio de la UIC, el ministro de Industria, Comercio y Minería de la Provincia, Roberto Avalle, recibió a PERFIL CORDOBA. El miércoles 4 había participado de una “cumbre”, junto a Dante Sica, ministro de Producción de la Nación y sus pares de otras provincias. “Estuvimos repasando las distintas realidades productivas y tratando de buscar alternativas de solución”, contó.

-Cayó la producción de autos, el campo está golpeado y viene mal el comercio, ¿Qué diagnóstico tienen ustedes y en qué trabajan para paliar la situación?
-Se espera un semestre complicado, incluso hoy es difícil de prever qué tan grave puede ser. Hay que ser prudentes para no generar pánico pero dificultades vamos a tener porque ya las empezamos a ver. Percibimos alguna reacción del Gobierno nacional, como la puesta en marcha del financiamiento para la compra de cheques de las pymes. Otro aspecto que le llevé al ministro Sica es revisar qué está pasando con los precios de los insumos de la industria. El aluminio, el plástico y los insumos de siderurgia aumentaron lo mismo que el dólar. El comportamiento de los proveedores atentó contra la ventaja que suponía subir el tipo de cambio. Hay que poner mano sobre este tema y verificar si hay actitudes monopólicas.

-Son tres llamados…
-Creo que me sobran los dedos de las manos para decir cuántas empresas son. Pero el ministro me dijo que estaban dispuestos a verificar esa situación y que en caso de ser necesario iban a hacer actuar a Defensa de la Competencia. Si tenemos que medir la competitividad, en función del tipo de cambio para los productos del exterior, pero los productos nuestros internamente también suben, estamos en una situación complicada.

-El entramado de metalúrgicas quedó muy desfasado porque venden con un dólar promedio a las terminales que en un mes se disparó.
-Quedaron desfasadas porque tenían un dólar de $21 en mayo y hoy estamos en casi $30. Esto es porque el reconocimiento de mayores costos en la industria automotriz lleva también sus tiempos. Una movilidad tan abrupta en el tipo de cambio perjudica a las pymes, a los trabajadores y la diferencia se la llevan las grandes compañías formadoras de precios. Esta película ya la vimos en el gobierno de Alfonsín. Veremos qué posibilidad hay de lograr una adecuación de los costos internos para que la competitividad sea real, no puede estar basada en el movimiento del tipo de cambio.

Ahora, ¿está lento el Estado para reaccionar?
-Quiero poner las cosas en su lugar. No estamos teniendo una andanada de suspensiones ni de despidos. Hay dificultades, ha bajado el nivel de actividad, las expectativas para los próximos meses no son buenas, son complicadas, pero no tenemos como a fines de 2001 una horda de gente despedida. Eso todavía no se da, lo cual no significa que no pueda empezar a darse.

-¿Hoy están evaluando declarar una emergencia industrial?
-No, no. Por el momento no. Porque no hay realmente una situación que justifique declarar la emergencia industrial en Córdoba. Ni en Córdoba ni en el país. No tenemos una situación de enorme complicación, pero las dificultades se van a ir presentando. La caída en los patentamientos y en la fabricación de autos es una muestra. Todo lo que es factible de ser postergado la gente lo posterga. Hay que ir monitoreando lo que va pasando. Desde el Gobierno nacional están convencidos que esta crisis va a durar este semestre.

-Pero con Lebacs a 65%, ¿qué banco va a prestar y qué empresario va a apostar por inversión productiva?
-Evidentemente que es muy difícil pensar en una situación de inversión con semejante tasa. No hay negocio lícito que resista, que pueda responder a semejante tasa. La autoridad monetaria sigue insistiendo en que esa es la forma en que van a ir poniendo en caja al tipo de cambio y de esa manera ir equilibrando los distintos factores de la economía. Veremos.

-El campo tuvo un golpe duro con la sequía, ¿Cómo está la cadena de pagos en el interior? 
-
Justamente esta línea para los cheques tiene que ver con esto. Hay dificultades, se incrementó la cantidad de cheques rechazados, hay un estiramiento de los plazos de pago a proveedores e indudablemente preocupa. Está complicado, vamos a ver si con estas líneas atenuamos la situación.

-¿En qué puede trabajar la Provincia para bajar los costos y la presión tributaria?
-En el tema del costo de Epec ya se conocen decisiones para no trasladar a los usuarios los sobrecostos. Y con el tema impositivo Córdoba es la provincia que más ha bajado Ingresos Brutos. Ni la industria ni el campo paga Ingresos Brutos a diferencia de otras jurisdicciones. El costo fiscal de eso este año es de $1.800 millones y para el año que viene estará por encima de los $5.000 millones. Asumimos el compromiso en el marco del Pacto Fiscal y en la medida que no haya cambios va a ser respetado. Pero hay que dar una batalla por el federalismo, lo planteó el gobernador Schiaretti con el pedido de que se transfieran a Buenos Aires y Capital los costos de Aysa, de la energía eléctrica o de Prefectura. Hay que poner los costos donde tiene que estar.



seguir leyendo
home Córdoba Entrevista
Temas de esta noticia

Lo más visto