Año dificil para vidal

Rosca bonaerense

La gobernadora enfrenta resistencias en Justicia y Seguridad. Oposición en marcha. 29|10|16
Massa es preocupación compartida de Vidal con los intendentes del PJ. Rompecabezas del que pretende abstraerse Florencio Randazzo hasta que los asistentes a Lobos adquieran niveles de coincidencias superiores a los expresados. Ser jefes comunales, peronistas y bonaerenses. Hay otra, sin embargo, en las comisiones constituidas con la excusa de organizarse. Oscuro tributo al fundador de esa fuerza que las definió como el mecanismo ideal para no resolver el asunto que llevó a crearlas.

Regla  válida para quienes  las integran por la Primera y Tercera Sección Electoral: Gabriel Katopodis, Gustavo Menéndez, Alberto Descalzo, Verónica Magario, Julio Pereyra y Martín Insaurralde. A los intendentes de San Martín, Merlo, Ituzaingó, La  Matanza, Florencio Varela y Lomas de Zamora los une  la pretensión de ser candidatos a gobernador y vice en 2019 y la convicción de que es más fácil si van juntos a las urnas en  2017  bajo el manto  en apariencias protector del ex ministro del Interior y Transporte para espantar el fantasma de un acuerdo con el competitivo Massa.

Proceso que provoca situaciones inéditas. Como el elogio de Insaurralde a Jorge Ferraresi (Avellaneda), enviado por Cristina Fernández a carcomer base territorial en su distrito. El de Lomas también fue cálido con la ex presidenta y evitó palabras taxativas para desplazar a los actuales apoderados del PJ, Fernando Espinoza, Wado de Pedro y Jorge Landau, con la tarea de  endosar en la Justicia las listas que aspiran a confeccionar tras una década sin hacerlo. Más enfático fue Katopodis, con el asentimiento gestual pero silente  del titular del PJ y ex intendente de La Matanza,  también presente en Lobos, y no en vano apodado “Cabezón”.

Cierta fragilidad de memoria complica su estrategia legislativa. Prevén exigirle a Vidal que evite el procedimiento que consintieron a Daniel Scioli desde 2011. No utilizar el endeudamiento en gastos corrientes. De los 60 mil millones previstos en 2017, casi la mitad es para cancelar obligaciones contraídas por el ex gobernador.

Especulaciones. Lidiar con Massa como opositor y aliado para lograr la mayoría especial que precisa esa iniciativa obliga a Vidal a concesiones. Emilio Monzó participó de la reunión del 26 de octubre con Massa en el Four Seasons, promovida por Mauricio Macri para dar una señal inequívoca de unidad entre el gobierno bonaerense y el nacional. La tensa relación de Vidal y Monzó es seguida de cerca por el ala autonomista del massismo liderada por el titular del bloque GEN, Marcelo “Oso” Díaz.

Si Manuel Mosca reemplaza en diciembre a Jorge Sarghini al frente de la Cámara de Diputados, el acuerdo podría expresarse en cambios presupuestarios en Justicia, Seguridad y Obras Públicas. Satisfacer la inclusión del Frente Renovador en organismos de control es más complejo. La vacante por fallecimiento de Liliana Fernández es en un área sensible del Tribunal de Cuentas: la que audita al Ejecutivo provincial. Si no se fuerza la salida de Héctor Giecco, encargado de monitorear  municipios y afectado por una larga enfermedad.
Pero además de ofertarlo a los intendentes del grupo Esmeralda con siete senadores decisivos para alcanzar dos tercios en la Cámara que primero tratará el Presupuesto, el problema es la experiencia con Falbo. Hizo trascender que antes de jubilarse prefería aguardar el resultado de las elecciones. A eso se atribuye que luego de cuatro años la Corte bonaerense reactivase el pedido de juicio político contra la procuradora general por coacción realizado por el suspendido fiscal de Presidente Perón, Leandro Heredia.

La sospecha de un razonamiento inducido en Falbo por Massa es lo que explica el supuesto veto de Vidal para impedir su acceso al Poder Judicial y también la objeción del Frente Renovador a los antecedentes de Julio Conte Grand, candidato a reemplazarla. El secretario de Legal y Técnica es el responsable de revisar las ternas para cubrir las 128 vacantes que no logró ocupar Scioli los días previos al 10 de diciembre.

Así interpretan el aval de  Joaquín de la Torre a militantes ultra K como Gonzalo Barciela, que aguarda cita del Senado para convertirse en auxiliar letrado del Tribunal del Trabajo en San Martín. Algo que tal vez le valga al ministro de la Producción un reproche de su primo y obispo auxiliar de Héctor Aguer en La Plata, Nicolás Baissi. Baciela  presentó como antecedente académico la actividad docente desarrollada en la Universidad Popular Madres Plaza de Mayo.

          Puede que en Seguridad Massa tenga repercusión inesperada en Cambiemos. Algunos de sus intendentes adhieren al reclamo de los del PJ para que se les transfiera la policía local que resiste el titular de la Bonaerense, Pablo Bressi. Los aprestos para favorecer la presencia  permanente de fuerzas federales en el Conurbano ilustra el quiebre histórico en la relación de la policía y el poder político que debiese inquietar a Cristian Ritondo.

Lomas de Zamora podría convertirse de nuevo en foco de tensión para el ministro de Seguridad. Hernán Lewin fue amenazado por barras por negarle dinero ante la pasiva mirada de la custodia policial contratada por Temperley para el partido de fútbol con Independiente. Mientras el día 24 el presidente y la CD meditaban su renuncia, la Universidad de Lomas declaró visitante ilustre al embajador de los Estados Unidos. Como presente, el rector Diego Molea obsequió la camiseta del club a Noah Mamet.

Con el diputado Fernando  “Chino” Navarro, Molea constituye la oposición a los directivos que sacaron a la institución de la quiebra.
Podrían ser beneficiarios directos de una eventual dimisión masiva y llamado a elecciones en diciembre. Mientras medita, Lewin rechaza la custodia domiciliaria que le impuso la
Bonaerense.

seguir leyendo
home columnistas Año dificil para vidal
Temas de esta noticia

Lo más visto