indices creibles

Los trabajadores también miden la inflación

Hasta no hace muchos años, los índices estadísticos en nuestro país, entre los que se destaca el de la inflación, provenían del Estado a través de organismos como el Indec, o de consultoras privadas generalmente asociadas o dependientes de actores del poder político o económico. 21|01|18

Hasta no hace muchos años, los índices estadísticos en nuestro país, entre los que se destaca el de la inflación, provenían del Estado a través de organismos como el Indec, o de consultoras privadas generalmente asociadas o dependientes de actores del poder político o económico. La dinámica inflacionaria no afecta de la misma manera a todos los sectores. El índice de inflación oficial refleja lo que pasa con los precios de ciertos bienes y servicios de acuerdo con un determinado perfil o patrón de gasto, que no necesariamente se corresponde con lo que un trabajador gasta y la forma en que lo hace.

Así fue que, con el objetivo de establecer el primer índice de inflación de los trabajadores como indicador propio y confiable, nació a mediados de 2016 el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), desarrollado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y el Centro de Innovación de los Trabajadores (Citra), una institución de doble dependencia entre la Umet, el Conicet y más de 45 organizaciones sindicales tanto de la CGT como de la CTA.

El índice IET mide la capacidad adquisitiva del salario en función de una pauta de consumo que caracteriza a los sectores trabajadores en general y a cada subsector en particular, contemplando sus conductas y hábitos culturales.

El análisis estadístico del IET de 2017 determinó un índice inflacionario del 2,4% en diciembre, lo que ubica la inflación interanual de este mes en un 25,2%, dejando el promedio inflacionario de todo el año en 27,3%. Las mayores subas se dieron en el ámbito de Vivienda, con 9,7%, por los aumentos en electricidad y gas. En segundo lugar sigue Esparcimiento, con 5,4%, afectada por el ajuste de precios en la hotelería de los destinos turísticos. En tercer lugar sigue Salud, que registró una fuerte suba del 3,3%, lo cual se explica por los incrementos en prepagas (6%). Finalmente el informe estableció que el salario real medio de los asalariados formales fue un 4,2% inferior al de noviembre de 2015; y en los 25 meses de la actual gestión se registró una pérdida equivalente.

La estimación para 2018 es de una inflación acumulada del 21% y una inflación promedio del 23,3%. Sin embargo, estas evaluaciones pueden ser recalculadas de acuerdo con lo que ocurra con el precio del dólar, las tarifas, los precios internacionales y las paritarias. El pronóstico del IET para 2017 fue mucho más aproximado que el promedio del 21% planteado por las más de cincuenta consultoras consultadas por el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central. La inflación, con los aumentos proyectados para este año en servicios públicos y transporte, volverá a ser un problema central en el sector trabajador.

Otra problemática que ocupa a los investigadores de la UMET es el endeudamiento. El último informe del Observatorio de la Deuda Externa de la casa de altos estudios creada por iniciativa de la organización gremial de los trabajadores de edificios señala que, finalizado el segundo año del gobierno de Cambiemos, el endeudamiento se ha convertido en uno de los núcleos más destacados de la política económica de largo plazo.

Ahora, esta política exhibe entonces una enorme fragilidad, lo que genera efectos sobre el

tipo de cambio, el mercado financiero, que garantiza la apertura que destruye empresas locales, elimina capital nacional y más tarde o más temprano determinará la estabilidad de toda nuestra economía. Sin duda, un tema para seguir con mucha seriedad y atención.


*Director de Grupo Octubre.



seguir leyendo
home columnistas indices creibles
Temas de esta noticia

Lo más visto