plasmar

La idea y las cosas

. 1|04|17
Paterson es una ciudad de New Jersey, es el nombre de un libro de poemas que la celebra de William Carlos Williams y es el nombre de una película de Jim Jarmush. Y es también el nombre del “héroe” de la película, un tipo que se llama Paterson (protagonizado por el genial Adam Driver) que vive en Paterson donde maneja un colectivo de línea y tiene una historia microscópica de amor con su pareja, una chica que lo espera en su casa todas las noches tocando la guitarra o haciendo pasteles para vender en una feria. También tienen un perro, Marvin, que suple en la mujer el lugar de los futuros hijos. La película está dividida en los días de la semana, empieza casi siempre con la pareja durmiendo y después se deja llevar por la vida monótona y hermosa de Paterson, el conductor. Que maneja el colectivo, escucha lo que dicen sus pasajeros, saca a pasear el perro a la noche y pasa un rato por un bar donde toma cerveza y habla con el dueño. Lo singular de la película es que el chofer también escribe poemas. Es fanático de William Carlos Williams y sus poemas estan claramente influenciados por él. Con una caja de fósforos puede escribir un poema de amor, con una de zapatos una reflexión sobre el tiempo y el espacio. Paterson es una película chica, hermosísima, habla de que todos somos poetas en potencia. Y que, como decía William Carlos Williams, no hay que usar las ideas salvo que las plasmes en las cosas. Jarmush las plasma en Adan Driver, un actor extraordinario.

seguir leyendo
Temas de esta noticia

Lo más visto