Pensamientos

La cazadora de Macri

Traten de pronunciar este nombre: Wistawa Szymborska. Casi imposible. 17|02|18

Traten de pronunciar este nombre: Wistawa Szymborska. Casi imposible. Es una poeta polaca que ganó el Premio Nobel en 1996 y de la que se acaba de publicar las Prosas reunidas. Un libro muy lindo donde la autora recopila sus lecturas de otros libros. Lo que tiene de singular es que sus indagaciones no son exclusivas de la literatura, ella lee libros de taxidermia, depilación a la cera negra, cómo cuidar a las mascotas, cómo maquillarse, la historia de las aves silvestres, cómo cuidar al emperador, cualquier cosa, etc. A esta sección la llama “Lecturas no obligatorias”.

Escribió estos textos durante décadas. Y los acercamientos a estos temas tan diversos son siempre especiales. Pequeños poemas en prosa que escribe la curiosidad. En uno de los artículos se explaya sobre un libro dedicado al ciervo y a la caza de este hermoso animal. Y dice, de manera irónica: “Llegué a la conclusión de que este precioso animal continuará existiendo en Europa en tanto que haya cazadores. Estos no permitirán que desaparezca, puesto que todo aquel que ama la caza necesita algo que cazar. La caza mejora las razas, dado que elimina a los especímenes menos aptos. La caza vela por la justa proporción entre machos y hembras. La caza decide la colocación del animal para que pueda prosperar adecuadamente sin destruir excesivamente el entorno forestal o campestre que lo rodea. La caza mejora, incluso, la belleza del ciervo, imposibilitando la reproducción de aquellos ejemplares cuyos cuernos no crecen de la manera deseada. En una palabra, la caza obra de manera muy diversa a favor del ciervo”.

Eso, pensé mientras leía, es lo que quiere siempre la derecha. Me imaginé a la ministra Patricia Bullrich –con ese monto militarizado que tiene adentro del corazón– camuflada para disparar en pos de las buenas conciencias y la libertad.



seguir leyendo
home columnistas Pensamientos
Temas de esta noticia

Lo más visto