DEL SOTERRAMIENTO A LOS PPP

Erase una vez en Noruega

. 22|04|18

Carlos Melconian no se privó de posar con un escudito de Racing para el cuadro con el que quedó inmortalizado en el pasillo de los presidentes del Banco Nación. Su antecesor al cierre del kirchnerismo, Juan Furlong, por su parte, eligió lucir una enorme K en el puño de la camisa. Javier González Fraga, hoy al frente de la entidad, piensa que los cuadros ya quedaron demodé y que tal vez sería mejor colgar una foto suya cuando le toque, pero la verdad es que no tiene mucho tiempo para dedicarle a eso. Su prioridad es que el boom de créditos UVA, una opción imbatible que ideó Cambiemos para los inquilinos que sufren aumentos por encima de la inflación, al que en breve se sumará hasta el HSBC, que se mantenía al margen, no le resquebraje la estructura patrimonial del banco.
Por eso, el Nación en el último mes subió la tasa de interés de los préstamos hipotecarios y fijó el 30 de abril como parteaguas para los que tenían una línea en trámite: los que escrituren antes pagarán con la tasa más baja, del orden del 6 a 7%, pero los que lo hagan en mayo deberán pagar una tasa del 8% o algo más, aun cuando hayan llegado al banco tentados por un costo más tentador y ahora deban rehacer todos los cálculos y conseguir más plata. El objetivo último es atenuar el ritmo de 5.500 hipotecas por mes que llegó a dar el banco en marzo, y armar carteras de créditos más sólidas para cuando el banco, en los próximos meses, decida salir al mercado a pedir dinero contra los flujos de hipotecas a cobrar, porque ya no puede seguir destinando como hasta ahora  la mitad de su capacidad prestable a inmuebles a plazos de 20 años cuando el grueso de los depósitos que reciben es a corto plazo.
Así está arrancando en el país el regimen de securitización de hipotecas (transformarlas en fideicomisos contra los que pedir plata para dar más crédito), un mecanismo que puso en marcha la semana pasada el Banco Hipotecario y que llena el futuro de preguntas de solo mencionarlo: fue el germen, a un nivel incomparablemente superior, de la burbuja y posterior crisis subprime en los Estados Unidos, como se ve en películas como Inside Job o The Big Short.

Puentes. Pero la tensión que está produciendo en los bancos el auge de crédito hipotecario así como las dudas que generan en los que los tomaron hace un año y ahora ven actualizado el capital por el costo de vida es quizás el resumen de un fenómeno generalizado de la administración de Mauricio Macri: sumar problemas típicos de países desarrollados cuando aún no se resolvieron las taras argentas de décadas, que son bien de países subdesarrollados o con suerte en desarrollo. A saber:
◆ Aún con el 25% de la población bajo la pobreza y muchos ex empleados que ahora consiguen trabajos precarios en modo monotributistas, Cambiemos estimula el debate noruego sobre el impacto del cambio tecnológico en la fuerza laboral.
◆ También hace propuestas bien de Finlandia sobre nuevas formas de educación para forjar emprendedores, mientras los docentes ganan, por ejemplo en la provincia de Buenos Aires, $ 17 mil en bruto según el think tank Cippec.
◆ Cuando todavía la gente sale a la calle porque no tiene luz cuando hace 30 grados o porque no puede pagar la factura, el Gobierno concientiza a lo Alemania sobre el uso racional de la energía y la importancia de pagar su “verdadero” costo para cuidar el medioambiente mientras se generan recursos “más limpios”.
◆ Y por último, mientras resuena el escándalo por la “vieja obra pública”, con indagatorias por presuntos sobornos en el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, que además terminó financiando inexplicablemente por decreto la actual administración cuando se cayó el crédito de la banca de desarrollo de Brasil, el Gobierno se va al otro extremo y abraza la primera tanda de proyectos de participación público-privada que se licitarán este martes, con excesivos beneficios y altos riesgos, como advirtieron hasta organismos multilaterales este fin de semana en Washington.



seguir leyendo
home columnistas DEL SOTERRAMIENTO A LOS PPP
Temas de esta noticia

Lo más visto