Opinión

Dolores de cabeza: la importancia de tener un diagnóstico correcto

La ciencia médica continúa avanzando en el gran desafío de aliviar el sufrimiento de las personas que padecen dolores de cabeza. Por ello, en cada una de las consultas es fundamental escuchar al paciente, reconocer el tipo de cefalea y brindar el tratamiento más adecuado. 9|03|18

 La mitad de los adultos sufrieron por lo menos un dolor de cabeza (cefalea) en el último año, y sólo una minoría de las personas que tienen cefaleas recibe un diagnóstico médico según datos de la Organización Mundial de la Salud. Por eso, a la hora de hablar de dolores de cabeza es importante comenzar con dos preguntas: ¿qué son las cefaleas y cuáles son las diferentes cefaleas? La cefalea hace referencia al dolor localizado en el cráneo. Se puede dividir en dos grupos: primarias (cuando el dolor es en sí mismo el problema) o secundarias (cuando el dolor es síntoma de otra enfermedad). 

¿Qué es la migraña? Es un tipo de cefalea primaria que afecta entre el 12 y 18% de la población y es 3 veces más frecuente en las mujeres entre los 20 y 40 años. La migraña es una condición neurológica en la que el cerebro tiene sensibilidad para generar episodios de dolor de cabeza, en mitad de la cabeza o detrás del ojo y se puede acompañar de náuseas o vómitos, molestia a la luz o ruidos. Los síntomas suelen durar desde horas hasta días. Según la frecuencia o severidad, la migraña puede ocasionar un deterioro en la calidad de vida junto a un importante impacto emocional, laboral, personal y familiar.

Cuáles son los síntomas de la migraña y cómo tratarla

Otro tipo de migraña es la denominada “con aura” en la cual, previo al inicio del dolor, el paciente sufre alteraciones visuales, adormecimiento del brazo y/o cara o dificultades para hablar durante unos pocos minutos. En las primeras crisis es importante realizar la consulta neurológica y los estudios complementarios para descartar causas estructurales. Una de las cefaleas secundarias más frecuentes es la generada por el consumo en exceso de medicación analgésica o antimigrañosa y se denomina cefalea por sobreuso de medicación analgésica. Ocurre en personas que previamente tenían migraña o cefalea tensional y con el paso del tiempo requirieron usar medicación para aliviar el dolor, más días por mes. Este fenómeno sólo se desarrolla en cefalea y no en otros dolores del resto del cuerpo.

¿Qué puede hacer la persona con migraña para disminuir las crisis? Entre los posibles factores que pueden desencadenar un episodio migrañoso -aunque no son los mismos para todas las personas y pueden cambiar según las situaciones- se pueden mencionar ciertos alimentos: chocolates, quesos maduros, embutidos, café, mate, bebidas colas incluyendo a los productos bajos en calorías, vino, cerveza, cítricos; nitritos y nitratos (presentes en conservantes); aspartame (presente en algunos endulzantes). Otros posibles factores serían la poca ingesta de líquido; ayunos prolongados; falta de actividad física o grandes esfuerzos; factores emocionales como el estrés, trastornos afectivos; factores hormonales; ambientales: luces, olores, frío o calor; irregularidades en el sueño (dormir muchas o pocas horas). 

Una parte fundamental en el tratamiento de la migraña consiste en identificar y tratar de evitar estos factores desencadenantes. La Clínica de Cefaleas de Fleni, cuenta con más de 25 años de trayectoria y atiende alrededor de 650 personas al mes. Desde nuestra experiencia, recomendamos a nuestros pacientes concurrir a la consulta, con un registro de los dolores de cabeza, intensidad, duración, frecuencia y medicación utilizada. Toda esta información, conjuntamente con el examen neurológico nos permite definir el diagnóstico y tratamiento.

En relación a los tratamientos, pueden ser farmacológicos para el tratamiento del episodio de migraña (ataque) al inicio de cada crisis con el objetivo de disminuir la intensidad, duración del dolor y síntomas acompañantes. Los tratamientos preventivos se utilizan para disminuir la frecuencia, severidad y duración de esos ataques y con ello permitir un mejor control con menor compromiso de la calidad de vida.

La ciencia médica continúa avanzando en el gran desafío de aliviar el sufrimiento de las personas que padecen dolores de cabeza. Por ello, en cada una de las consultas es fundamental escuchar al paciente, diagnosticar el tipo de cefalea y brindar el tratamiento más adecuado según el historial médico y personal.

*Neuróloga, jefa de la Clínica de Cefalea, Fleni.


María Teresa Goicochea*

seguir leyendo

Lo más visto