QUE NO SE NOTE

Divina la Justicia

El ministro Finocchiaro es el elegido por Nosiglia y Angelici para sumar otro UCR a la Magistratura. 18|03|18

¿Cómo se elige un juez? Deberían preguntárselo quienes suscriben al desprestigio del Poder Judicial. Son responsables de aplicar la ley y de esa reputación, ganada por la forma en que lo hacen. Trabajar en la Justicia es requisito básico. De casi todo el resto se ocupa el Consejo de la Magistratura: allí están representados los poderes del Estado, letrados y académicos del derecho. Las vacantes se cubren con pruebas de aptitud. Los que mejor las superan llegan a una terna elevada al Ejecutivo que la analiza y propone uno de esa lista al Senado, que vuelve a evaluar. Si hay conformidad, finalmente se lo designa. Lo complejo del sistema supone privilegiar a los más aptos. Es un protocolo común a la Nación y
las provincias, incluida Buenos Aires. No es garantía de éxito.

Excusas. El Tribunal Oral Criminal V de La Plata se excusó esta semana de tratar una defraudación millonaria contra IOMA, la obra social de casi 600 mil empleados públicos bonaerenses. Ezequiel Medrano, María Isabel Martiarena e Isabel Palacios adujeron falta de imparcialidad por ser afiliados. Todos los jueces lo están con su nombramiento, de modo automático. Argumentos semejantes despiertan sospechas: hay algo detrás. Mínimo, una cuota de cinismo. Parece condición indispensable. No solo en la selección de jueces. También entre los encargados de controlar el proceso. Es un aspecto inquietante.

Este mes comenzaría a resolverse la sucesión, en noviembre, de dos delegados al Consejo de la Magistratura de la Nación: Miguel Piedecasas, su presidente, y Jorge Candis, ambos ligados íntimamente a Diego Molea. En 2014, el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) no objetó a sus pares del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) por elegir a Candis para ocupar la representación académica. Quizá porque es docente de la UNLZ. Aunque no cobró fama por eso. Sí por el largo tiempo del voto indeciso para destituir al camarista Eduardo Freiler. Al final acompañó esa decisión y desde ahí al oficialismo, conducido por Juan Bautista Mahiques, delegado del Ejecutivo.

Salvo a los porteños, Piedecasas expresa a los letrados del país que lo votaron en comicios de los Colegios de Abogados, con participación decisiva de Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici. Al igual que ellos, Piedecasas es radical y tuvo una victoria destacada en el Colegio de Lomas de Zamora, presidido por Molea hasta 2016. Junto a los de La Plata y San Isidro, ese distrito del sur del Conurbano tiene el mayor número de afiliados. Pero no todo resultó según los deseos del titular de la Comisión de Acción Política de la UCR y el amigo de Mauricio Macri. Que Piedecasas contrate de asesor a Gabriel De Pascale, miembro de la conducción del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, no satisface a Molea. Quiere suceder a Candis.

Saltos ornamentales. Esa contraprestación pone en aprietos a Nosiglia y Angelici. No pueden negarse. Si acceden, la UCR tendría 3 de 8 consejeros de Cambiemos sobre un total de 11: Mario Negri, Angel Rozas y eventualmente Molea. Pero si a Piedecasas lo sucede otro radical, serían 4. El problema es que hay solo uno del PRO, Pablo Tonelli. Curioso: es autor de un proyecto para que los consejeros puedan ser reelegidos.

Ante esa situación, Coti y el Tano apuestan a diluir la dificultad con el expertise de Molea en cambiar de simpatías. Radical a fines de los 90, se autorrotuló peronista en pleno apogeo K. Luego rompió en 2013 para ir con Sergio Massa, pero lo abandonó en 2015 y se acercó a Aníbal Fernández, entonces candidato a gobernador bonaerense del Frente para la Victoria. Antecedentes que obligan a buscar un maestro de ceremonias apropiado para que el salto ornamental de Molea al PRO sea convincente. Rol a medida de Alejandro Finocchiaro, pensaron. Tiene lógica. El ministro de Educación con alguien de aparente interés en esa materia. Macri confía ganar La Matanza con Finocchiario, que asumió la misión con alto perfil hasta un desliz. Condicionó su candidatura a intendente a que María Eugenia Vidal no divida el populoso distrito. El mismo reclamo de Fernando Espinoza, su rival. Alguien le debe haber hecho notar la incomodidad para la gobernadora con esa postura. Además de mostrarlo muy parecido a Espinoza, pero desde Cambiemos.

Silencios. Tal vez sea la razón del hermetismo cuando se lo consultó por Molea, también en silencio. Pero quizás haya otro motivo. El 23/2 fue allanado el Colegio de Abogados de Lanús, por un supuesto ilícito de sus autoridades, que deben ser renovadas en mayo. El asesor de Piedecasas, De Pascale, fue el autor de la denuncia. Logró lo que pocos: a la hora de efectuarla ante el fiscal de la UFI 2 de Avellaneda, Mario Prieto, el juez de Garantías N° 9, Silvio Carzoglio, libró la orden.

Migrantes. De Pascale lideró la transferencia de afiliados del Colegio de Abogados de Lomas al de Lanús, para participar del proceso electoral. Trámite demorado por sus directivos para revisar unas cien solicitudes. La de De Pascale entre ellas. Todas fueron secuestradas en el operativo. Por ser una suerte de casus belli, el tema despertó atención en especialistas. Uno es Mateo Laborde, titular del Colegio de Abogados de la Provincia (Colproba): solicitó medidas a la Procuración General. El expediente pasó al fiscal general de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, porque en el apuro Carzoglio olvidó un detalle. No tiene jurisdicción en Lanús. La fusión con Avellaneda en un solo departamento judicial está pendiente. El juez de Avellaneda es docente en la UNLZ.

Mientras tanto, el 23 el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) tendrá nuevo presidente: el radical Hugo Juri, rector de la Universidad Nacional de Córdoba. El atractivo político de la elección reside en resolver quién representará desde noviembre a los rectores en el Consejo de la Magistratura. Molea es el único candidato.

Trata de restar adhesiones al bloque K para que crezca el del peronismo: un purgatorio a la espera de la bendición del PRO. Entre los pases resonantes, figura el de otro experto en acrobacia. Aníbal Jozami, de la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Una de las preferidas delkirchnerismo para gastar fondos y eludir controles. Aunque esta vez, el salto de Jozami tendría motivación afectiva. Una de sus hijas es la esposa de un alto funcionario en la Jefaturade Gabinete.



seguir leyendo
home columnistas QUE NO SE NOTE

Lo más visto