Bloomberg
salud

Novartis batalla el precio de un tratamiento para el cáncer en Europa

Kymriah logró su aprobación en el viejo continente. Ahora debe hacer frente al debate por su alto coste. 12|09|18

Kymriah, el éxito de Novartis AG en el tratamiento contra el cáncer, logró su aprobación en Europa. Ahora debe hacer frente al debate por su alto coste.

En Alemania, Novartis ha fijado un precio de 320.000 euros (US$371.000) que negociará con las autoridades, dijo Pascal Touchon, jefe del negocio de terapia celular y genética de la farmacéutica, en una entrevista. Ése es el precio de catálogo de un tratamiento contra una forma de leucemia infantil y de linfoma en adultos.

Farmacéuticas como Novartis y Gilead Sciences Inc. quieren encontrar un modelo de cobertura para una nueva ola de terapias de una sola aplicación, que ofrecen una cura potencial a una serie de devastadoras enfermedades a un alto coste. Si bien los pacientes y sus familias claman por la aplicación de los tratamientos que podrían salvar sus vidas, los Gobiernos quieren facilitar su acceso, pero al mismo tiempo frenar el gasto en salud.

“Estas tecnologías e innovaciones son bienvenidas, porque tienen el potencial de salvar la vida de personas que antes no tenían una opción”, dijo Lieven Annemans, profesor de economía de la salud en la Universidad de Gante en Bélgica. “Pero sus precios no son baratos”.

Cazar y matar

Hace un año, Kymriah se convirtió en el primero de un nuevo tipo de tratamientos conocidos como CAR-T en lograr la aprobación en Estados Unidos, con un precio de mercado de US$475.000 para combatir la leucemia infantil mortal. Luego logró su aprobación para combatir otro tipo de cáncer a un precio de US$373.000. Las terapias requieren la extracción de celular inmunes y su modificación genética, para que cacen y eliminen células cancerígenas, cuando son reintroducidas en el cuerpo del paciente.

La Unión Europea aprobó el mes pasado el tratamiento de Novartis, que ahora tiene autorización temporal en Francia, donde algunos pacientes ya tendrían acceso al tratamiento, dijo la empresa. En Alemania, un centro ya cumple con los requisitos para ofrecer el tratamiento a sus pacientes, y la farmacéutica suiza anunció que está trabajando en la adecuación de otros establecimientos en las próximas semanas. Austria sería el siguiente país.

“Estamos trabajando activamente con las autoridades de reembolso de gastos de salud a lo largo de Europa para establecer un precio justo”, dijo Touchon.

Las farmacéuticas están luchando por reembolsos en varios frentes, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometiera limitar el precio de las medicinas. Mientras tanto, los sistemas de salud europeos analizan con cautela las nuevas tecnologías que aumentan la presión sobre sus debilitados presupuestos.


James Paton

seguir leyendo

Lo más visto