Bloomberg

Microsoft podría anular el servicio de Gab por posts antisemitas

Microsoft Corp. amenazó con suspender el servicio que brinda a la red social Gab.ai luego de recibir una denuncia por publicaciones antisemitas en esa plataforma, un nuevo giro en la polémica represión de la industria tecnológica contra el discurso de incitación al odio. 10|08|18

Microsoft Corp. amenazó con suspender el servicio que brinda a la red social Gab.ai luego de recibir una denuncia por publicaciones antisemitas en esa plataforma, un nuevo giro en la polémica represión de la industria tecnológica contra el discurso de incitación al odio.

Azure, la unidad de computación en la nube de Microsoft, afirmó que tomaría medidas en dos días hábiles si Gab no elimina dos publicaciones que provocaron la denuncia por "actividad maliciosa", según un post de Gab hecho el jueves.

"Hemos llegado a la conclusión de que este contenido incita a la violencia, no está protegido por la Primera Enmienda y viola la política de uso aceptable de Microsoft Azure", declaró el fabricante de software. "Nuestras políticas prohíben debidamente este tipo de contenido y esperamos que Gab.ai las respete si desea utilizar nuestro servicio. Por supuesto, Gab.ai es libre de elegir lo contrario y trabajar con otro proveedor de servicios en la nube o alojar ella misma este contenido".

Si Gab elige otros proveedores, Microsoft informó que otorgará al sitio "una cantidad de tiempo razonable, en este caso más de 48 horas", para trasladar el contenido a otra parte antes de dar por terminado su acceso a los servicios en la nube de Azure. Gab se negó a comentar más allá de su post público.

Incitación al odio

La medida tomada el jueves muestra cómo los esfuerzos de la industria tecnológica para abordar el discurso de incitación al odio por internet se extienden desde los grandes servicios de medios sociales como Facebook Inc. y YouTube, de Google, hasta compañías de computación en la nube que brindan servicios de almacenamiento web a sitios más pequeños. Algunos de esos sitios más pequeños pueden ganar tráfico recibiendo a usuarios que han sido expulsados de plataformas más grandes.

Gab fue fundada en el verano boreal de 2016 por Andrew Torba, un empresario conservador que anteriormente había dirigido una empresa de marketing en las redes sociales. El sitio se presenta a sí mismo como una alternativa a Twitter, que viene tratando de controlar el discurso extremo y ofensivo en su servicio. Un puñado de usuarios derechistas de alto perfil de Twitter está presente en Gab. Parte del contenido publicado en el servicio llevó a Apple Inc. y Google a negarse a distribuir su aplicación para teléfonos inteligentes en sus tiendas de aplicaciones. Torba se ha pintado con gusto como marginado oprimido y dice que la principal convicción política de Gab es la defensa de la libertad de expresión.

El lunes, Facebook y YouTube suspendieron de sus plataformas a Alex Jones, un teórico de las conspiraciones, luego de concluir que algunos de sus mensajes violaban sus políticas. Esto llegó luego de medidas similares tomadas por Apple y Spotify Technology SA. Este accionar ha encendido un debate sobre el equilibrio entre los derechos de libertad de expresión en internet y las políticas que desalientan el contenido amenazante y de incitación al odio.


Spencer Soper y Joshua Brustein

seguir leyendo

Lo más visto