Bloomberg

La guerra comercial de Trump afectaría a EEUU de pies a cabeza

La amenaza del presidente estadounidense de imponer aranceles a prácticamente todo lo que el país importa desde China podría tener consecuencias muy graves. 11|09|18

El próximo dardo del presidente Donald Trump en la guerra comercial podría literalmente perjudicar a los estadounidenses de pies a cabeza.

La amenaza del presidente estadounidense de imponer aranceles a prácticamente todo lo que el país importa desde China significa que podrían verse afectados artículos cotidianos como ropa y zapatos en los armarios en todo Estados Unidos, desde sujetadores Victoria’s Secret y equipos deportivos Under Armour hasta zapatillas Nike. Es probable que tampoco haya escapatoria para los teléfonos inteligentes Apple.

Trump amenaza con aranceles por US$267.000 millones más a China

Trump dijo el viernes que tiene preparado un arancel a US$267.000 millones adicionales en productos fabricados en China, que aplicará "con poco aviso si así lo deseo". Junto con los impuestos ya propuestos sobre US$200.000 millones en importaciones que subirían el precio de artículos de hogar como refrigeradores y congeladores, la medida arrastraría al consumidor estadounidense directamente hacia la guerra de Trump; ya que fabricantes y minoristas desde Target Corp. hasta Samsonite International SA han advertido que los aranceles se traducirán en mayores precios.

Así es como la guerra comercial podría perjudicar a los estadounidenses de pies a cabeza:

EE.UU. importó el año pasado cerca de US$1.000 millones en anteojos de sol, gafas de protección y otros artículos para la vista desde China, lo que lo convierte en el principal proveedor, según datos de la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. China también es la principal fuente de bufandas y chales, y el segundo mayor proveedor de audífonos.

El país norteamericano importó US$4.600 millones de suéteres desde China en 2017 y otros US$606 millones en camisetas de todo tipo. Trump ha tratado de mantener las prendas de vestir de los armarios estadounidenses fuera de la guerra arancelaria, especialmente cuando se acercan las elecciones de mitad de período de noviembre. China también es el principal exportador a EE.UU. de abrigos para hombres y mujeres.

Los guantes y mitones de fabricación china que vende Walmart Inc. y otros minoristas estadounidenses también están en la lista de objetivos a medida que se acerca el invierno. Los relojes y joyas chinos podrían ser los siguientes.

Apple Inc. advirtió sobre precios más altos para los Apple Watches y auriculares AirPod si se aplican los aranceles que propuso EE.UU. sobre US$200.000 millones en productos chinos. Una gama de altavoces y auriculares y más productos de Apple –desde iPhones hasta iPads– podrían experimentar mayores precios si se imponen gravámenes adicionales. La compañía depende en gran medida de Foxconn Technology Group y otros proveedores con operaciones en China para sus iPhones y otros productos.

EE.UU. importa más ropa interior femenina desde China que desde cualquier otro país. El año pasado, los sujetadores, fajas, corsés, tirantes y ligas fabricadas en China que se enviaron a EE.UU. alcanzaron un valor de US$1.200 millones, según datos de comercio. China también es el mayor proveedor de ropa interior y calzoncillos de hombres.

El vestuario deportivo de Under Armour Inc. en las tiendas Foot Locker y Lululemon Athletica Inc. se volverá más caro si Trump es fiel a su palabra. Lo mismo ocurrirá con los US$1.300 millones en pantimedias, calcetines y otras prendas de calcetería que se enviaron desde China hasta EE.UU. el año pasado.

Es posible que tengamos que pagar más por las zapatillas para correr, para tenis o fútbol. Alrededor de US$11.500 millones en calzado se enviaron desde China hasta EE.UU. el año pasado.


Angus Whitley, Bruce Einhorn y Daniela Wei

seguir leyendo

Lo más visto