Bloomberg

Deutsche Bank evalúa reestructurarse como compañía controladora

El banco ha recibido sugerencias de adoptar la estructura de una compañía controlante, lo que resultaría en la creación de tres divisiones principales independientes. Ver fotogalería 12|09|18

Una ofensiva regulatoria para hacer que Deutsche Bank AG sea más fácil de dividir ante una crisis ha ganado fuerza dentro de la empresa, a medida que evalúa tener mayor agilidad para una fusión de la totalidad o partes del prestamista, según personas con conocimiento de las discusiones.

El banco ha recibido sugerencias de adoptar la estructura de una compañía controlante, lo que resultaría en la creación de tres divisiones principales ampliamente independientes supervisadas por un consejo de administración común y compartiendo funciones de apoyo simplificadas, señalaron las fuentes, que solicitaron no ser identificadas dado que las deliberaciones son privadas.

Deutsche Bank todavía está lidiando con un banco de inversión que tiene dificultades para competir con sus pares y una división minorista que no puede obtener ganancias sustanciales debido a una fuerza de trabajo excesiva y un mercado local con exceso de bancos. El máximo ejecutivo, Christian Sewing, anunció en abril la cuarta reestructuración del banco en tres años, principalmente centrada en recortes al banco de inversión, aunque aún tiene que convencer a los inversionistas de sus méritos después de que el precio de las acciones cayera casi un 40 por ciento este año.

Un portavoz de Deutsche Bank se excusó de comentar.

Si bien la alta gerencia de Deutsche Bank actualmente no ve el cambio como una prioridad principal, muchos de los principales ejecutivos de la entidad crediticia también creen que podría aumentar la flexibilidad estratégica del banco, dijeron varias personas. Una serie de representantes de importantes inversionistas de Deutsche Bank dijeron que no se oponían a una estructura más flexible.

Mientras tanto, la especulación sobre una posible fusión con Commerzbank AG, el segundo mayor prestamista de Alemania que cotiza en bolsa, ha resurgido en las últimas semanas. El acuerdo se considera una opción preferida a largo plazo dentro del banco, informó Bloomberg en junio.

Deutsche Bank ya está dando pasos hacia una mayor separación de sus divisiones. En marzo, vendió acciones en una oferta pública inicial de su división de gestión de activos y también está reestructurando su unidad minorista alemana después de fusionar dos unidades previamente independientes en una. Eso incluirá el traslado del personal administrativo a la división para hacerla más independiente de la matriz, dijeron dos fuentes.

"La presión para consolidar aumentará significativamente" en Europa, dijo Sewing en un discurso realizado en una conferencia en Fráncfort a principios de septiembre. Fráncfort, donde se encuentra la sede principal de Deutsche Bank, debería desempeñar un papel activo si se lleva a cabo una reforma de la industria bancaria europea, sugirió el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, en la misma conferencia.

Obstáculos reglamentarios

El cambio a una estructura de compañía controlante enfrentaría muchas dificultades regulatorias, entre ellas buscar formas de garantizar que el banco de inversión pueda seguir recibiendo financiamiento a través del grupo y mantener su calificación crediticia, dijeron dos personas. Otra persona dijo que la revaluación de los activos en el balance general, que podría generar una carga impositiva, sería el mayor obstáculo.

Otros desafíos para la potencial reestructuración serían más bien organizacionales. Una reestructuración más sería una carga para la gerencia y el personal de Deutsche Bank mientras se encuentran en la agonía de la fusión de las unidades minoristas nacionales y la reducción de la operación de su banco de inversión.

El prestamista tendría que buscar formas de justificar los servicios compartidos, como los servicios de marketing, cumplimiento o judicial. También correría el riesgo de crear roles duplicados, en un momento en que está embarcado en un ambicioso programa de reducción de costos, mediante la reasignación de los servicios actualmente compartidos a las divisiones individuales, dijo una persona.


Steven Arons y Eyk Henning

seguir leyendo
Temas de esta noticia

Lo más visto