Bloomberg

Denuncias de acoso: ¿un arma de control en las empresas?

Las acusaciones de comportamiento inapropiado se convirtieron en nuevas armas en las batallas entre inversores, ejecutivos y directores de compañías. 12|09|18

¿Por qué fue despedido Steven Eror?

Según la junta de directores de ProLung Inc., la pequeña compañía médica que Eror contribuyó a fundar, era un acosador serial que tocaba y espiaba a las empleadas. También usó fondos de la compañía para gastos personales, sostienen, lo que se sumaba a una conducta que los directores han calificado de “furtiva, peligrosa y arriesgada”.

La versión de Eror es diferente. Las acusaciones en su contra carecen de fundamento y son resultado de una “investigación falsa, interesada y basada en acusaciones infundadas”, dijo en un correo electrónico. Eror rechaza su despido e insta a los inversores a incorporar ocho nuevos miembros a la junta directiva.

Las luchas por el control de empresas nunca han sido agradables. Ahora las acusaciones de comportamiento inapropiado –conducta sexual inadecuada, intolerancia racial, actitud intimidatoria general- se convierten en nuevas armas en las batallas entre inversores, ejecutivos y directores de compañías desde la pequeña ProLung hasta gigantes como CBS Corp., Athenahealth Inc. y Papa John’s International Inc.

“Hablamos de cosas de las que hace 10, 15 o 20 años no se habría hablado en la sala de reuniones del directorio”, dijo Davia Temin, fundadora de la compañía consultora en crisis Temin & Co., que lleva un registro diario de las acusaciones de acoso y conducta inapropiada. “Hemos pasado de detectar el acoso sexual a empezar a actuar al respecto y a erradicarlo de nuestras organizaciones. Ahora lo estamos convirtiendo en un arma en las luchas por el control de las empresas”.

En los últimos 21 meses se ha acusado a más de 670 ejecutivos y empleados de acoso u otro tipo de conducta inapropiada, según los registros de Temin & Co. Eso comprende a unos 67 fundadores, al menos 26 de los cuales han terminado por abandonar sus firmas, entre ellos Leslie Moonves, el CEO de CBS Corp. que renunció el fin de semana pasado.

Hasta cuando no hay acusaciones de conducta inadecuada, las luchas suelen revelar profundas divisiones respecto de la dirección y la estrategia de una compañía. A las acusaciones de conducta inapropiada que se hacen contra Eror hay que sumarles la indignación ante lo que la junta directiva califica de plan frustrado de salida a bolsa de la compañía de 15 personas en 2017, según un informe del 27 de agosto.

No todos coinciden en que el despido de Eror fue justo. El expresidente de la junta directiva Todd Morgan dijo en un comunicado que el directorio estaba dividido respecto de las pruebas contra Eror y que algunos directores se habían negado a darle la oportunidad de contestar.

ProLung fabrica un dispositivo destinado a contribuir al diagnóstico médico de problemas pulmonares. El producto aún no está disponible en los Estados Unidos, pero ProLung tiene agendada una reunión con la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA por la sigla en inglés) para evaluar un estudio de la tecnología. La junta directiva de ProLung escribió el mes pasado una carta a los inversores instándolos a seguir adelante y diciendo que un retorno de Eror podría “interrumpir nuestro avance y perjudicar nuestra presentación ante la FDA”.

Eror, por su parte, dijo que su principal objetivo es “restablecer el orden” mediante su elección de directores.


Jeff Green y Bailey Lipschultz

seguir leyendo
Temas de esta noticia

Lo más visto