DEBATES

Se acabó la tregua: El PRO comienza a tener problemas en el Congreso

Reforma electoral, Gils Carbó, Presupuesto y PPP, algunos de los tantos dolores de cabeza para Emilio Monzó. ¿Durmieron el proyecto de tarjetas de crédito? Viernes 28 de Octubre de 2016 11:37 hs.
La sociedad argentina se había mal acostumbrado a que el Congreso de la Nación no debata proyectos ni cuente con los aportes de espacios opositores. Con una mayoría abrumadora el kirchnerismo avanzó sin modificar ni una coma a las principales iniciativas. 

Esto cambió desde el 10 de diciembre y hasta esta semana los estrategas de Cambiemos (Emilio Monzó, Nicolás Massot, Federico Pinedo, Gabriela Michetti y Rogelio Frigerio) encargados de aprobar los objetivos del presidente Mauricio Macri habían salido indemnes. Pero las últimas iniciativas tuvieron más reparos que consensos. Y en ambas Cámaras comienza a ser una incógnita que pasará con numerosos proyectos que Macri quiere sacar antes de 2017.

PPP. La regulación de los contratos público privados que el Gobierno considera fundamental para la llegada de inversiones estuvo plagado de sorpresas esta semana. Se habían acordado modificaciones con el Bloque Justicialista y el Frente Renovador. Sin embargo, el miércoles volvió a comisión. El enojo de Monzó fue con Massa. Consideran que jugó sucio al cambiar de postura a último momento. 

El diputado y excandidato a presidente negocia a varias puntas. Mientras toma esa estrategia a nivel nacional, renovó el acuerdo político con María Eugenia Vidal en Buenos Aires. Cambiemos no pierde las esperanzas y espera aprobarlo la semana que viene. Pero la oposición quiere poner algunos frenos a los excesivos beneficios que el Estado le dará a los inversores privados que lleguen al país.

Números. "Creemos que a nadie se le va a ocurrir dejar al Presidente sin Presupuesto", disparó Frigerio para marcarle la cancha al peronismo. La calma llegó desde el lugar menos pensado, ya que fue el diputado del FPV Axel Kicillof quien adelantó que "no parece que nuestra decisión vaya dejar al Gobierno sin presupuesto". Sin embargo, los puntos a acordar son varios y ayer no se logró firmar el dictamen que pasó para hoy. Pero otra vez fue suspendido y quedó para la próxima semana.

"Se sigue negociando y pidiendo las demanda de los gobernadores y senadores peronistas que son muy prudentes", dijo a PERFIL uno de los legisladores que participa minuto a minuto de estas tratativas con el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina. ¿Lo más díficil? Acordar los fondos que recibirán las provincias y el límite que tendrá el jefe de Gabinete, Marcos Peña para reasignar partidas.

Reforma electoral. Macri fue contundente con este tema. Quiere que se aplique para la elección de 2017 aunque en off algunos de los organizadores admitan que no está del todo listo. El proyecto pasó por Diputados y fue al Senado. Pero allí, el peronismo tendría acordado modificar la iniciativa en algunas cuestiones centrales: que el conteo sea manual y que la boleta no tenga chip, por miedo a posibles hackeos. Si esto se aprueba la semana que viene, el FR acompañaría la novedad en Diputados. Es decir que aún sufrirá cambios, algo que el PRO no esperaba.

Tarjetas de crédito. En torno a este debate se dio algo llamativo. En el Senado, la propuesta de la oposición tuvo media sanción, a pesar de los reparos del oficialismo. Pasó a Diputados pero allí se frenó y todo indica que aún no hay un punto de acuerdo con los bancos que no quieren bajar su renta con la utilización del plástico. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia había realizado una denuncia al sector por prácticas oligopólicas, apuntando contra Prisma que, según señaló Infobae, controla casi el 60% del mercado. 
 
Según puso saber PERFIL, el proyecto duerme en las manos de Daniel Lipovetsky (PRO), presidente de la comisión de legislación general. "No hay ni reunión de asesores, alguien lo frenó", contó una fuente parlamentaria al tanto de las negociaciones. 

Gils Carbó. Aunque parezca mentira, el golpe más duro lo recibió el PRO desde adentro. Es que ya estaba todo acordado con parte del peronismo para avanzar en la reforma del Ministerio Público Fiscal y así correr del medio a la procuradora Alejandra Gils Carbó. Pero a pocas horas de tratarse la iniciativa, desde la CC Elisa Carrió avisó que era inconstitucional. El cimbronazo fue total y el gobierno debió bajar el tema de la sesión. Ahora irán por el juicio político, pero por ahora esa alternativa parece lejos de concretarse.


seguir leyendo

Lo más visto