Influyente

Murió el sacerdote Rafael Braun, filósofo y tío de Marcos Peña

Tenía 82 años y fue colaborador de distintos medios de comunicación. Lunes 09 de Octubre de 2017 16:23 hs.

El sacerdote Rafael Braun, filósofo, periodista y tío del jefe de Gabinete, Marcos Peña, murió anoche a los 82 años en Buenos Aires, a raíz de una enfermedad que afrontaba desde hace tiempo, informaron hoy allegados a la familia. El sacerdote será velado desde las 16 en el departamento familiar de la calle Junín, en el barrio porteño de Recoleta, y la misa de cuerpo presente está prevista para mañana, a las 11, en la parroquia Patrocinio de San José, Ayacucho 1072.

Los familiares informaron, además, que los restos mortales del "Raffy", como era conocido, serán inhumados mañana a las 12.15 en el Cementerio de la Recoleta. Braun nació en Buenos Aires el 19 de marzo de 1935 y era hermano de Clara Braun, madre del actual jefe de Gabinete. Fue ordenado sacerdote el 22 de septiembre de 1963 y obtuvo el doctorado en Filosofía por la Universidad de Lovaina, Bélgica, y la licenciatura en Teología por la Universidad Católica Argentina.

Dictó clases y seminarios, escribió varios libros, predicó retiros a empresarios, periodistas y sacerdotes, y su último destino pastoral fue la iglesia de Santa Catalina de Siena, ubicada en el corazón de la city porteña. El sacerdote fundó la revista Criterio, publicación de la que fue director entre 1978 y 1993, miembro de su Consejo de Redacción durante 40 años e integrante del Consejo Asesor hasta sus últimos días. Fue colaborador de los diarios La Nación y Clarín y tuvo actuación en programas de radio y televisión.

Por su trayectoria profesional en los medios, fue designado miembro de la Academia Nacional de Periodismo. Braun también fue asesor de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) y en 2000 creó el Banco de Alimentos. El sacerdote era amigo de la familia Zorreguieta, por lo que el 2 de febrero de 2002 participó -como único representante católico- de la boda de Máxima y el príncipe Guillermo de Holanda.

Recibió, entre otras distinciones, en 1991 el Laurel de Plata otorgado por el Rotary Club de Buenos Aires y en 1996 el Premio Derechos Humanos B'nai B'rith Argentina y el Diploma al Mérito en la Disciplina Etica, concedido por la Fundación Konex.



seguir leyendo

Lo más visto