Se lo acusa de haber reducido a la servidumbre a 61 trabajadores, de los cuales seis eran menores de edad, en su estancia yerbatera. 1|06|15

El ex gobernador de Misiones y ex presidente interino, Ramón Puerta, fue imputado por la fiscalía de los supuestos delitos de "trata laboral y explotación de menores" en plantaciones yerbateras de su propiedad.

Según informaron fuentes judiciales, la requisitoria del Ministerio Público también incluiría a familiares del dirigente peronista, como su madre Zulema Galarza y su hermana Zulema Puerta, responsables de la empresa Yerbatera Misiones SA, propietaria de plantaciones donde se detectaron las irregularidades, a fines de enero del año pasado.

El pedido del fiscal Jorge Horacio Compitelli pasó a manos de la jueza federal subrogante de Posadas, Verónica Skanata e incluye que Puerta sea citado a declarar y, además, una solicitud de nuevas pruebas, explica la agencia DyN

El fiscal se apoyó en los fundamentos de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), que admitió el hecho de que el ex gobernador había incurrido en la explotación de 61 trabajadores, de los cuales seis eran menores de edad".

Tanto los 55 mayores como los menores fueron "captados en sus lugares de origen, en diferentes puntos del interior del país, mediante engaños y falsas promesas", señaló el PROTEX al considerar que Puerta incurrió en "una decisión empresarial" para producir "yerba mate al menor costo posible".

Explotación. Según el pronunciamiento de la Procuraduría, los trabajadores fueron "sometidos a prolongadas jornadas de trabajo, que se desarrollaban en extremas condiciones de salubridad, seguridad e higiene, sin inscripción laboral previa, sin recibir herramienta alguna".

Allí se asegura a su vez que los damnificados cumplían tareas “sin percibir remuneración o percibiéndola en una proporción muy inferior al mínimo legal establecido”, pero "sin provisión de alimentos (por el contrario les era cobrado a precios superiores al de mercado)". 

Además, se proveía a los trabajadores de "alojamiento (lonas que eran levantadas a la intemperie y les eran también cobradas y descontadas de los haberes), durmiendo sobre colchones en la tierra, sin agua potable, sin energía eléctrica, sin ningún tipo de asistencia sanitaria o asistencia para emergencias médicas".

Puerta, quien ocupara la Presidencia de la Nación durante dos días tras la renuncia de Fernando de la Rúa, cuestionó a los testigos e hizo referencia a las dificultades que, a su criterio, significa "trabajar en blanco" debido a que los obreros "tienen planes a rolete”, deslindando responsabilidades en la causa en la que se encuentra imputado.


Redacción de Perfil.com

seguir leyendo

Lo más visto