Ciudad de Buenos Aires sabado 21/10/17

8.9 º

19.4 º

Sudsudoeste 14.8 Km/h
Ahora 17.8º

domingo

10.8º
17.6º
Mañana
Noche

lunes

13.8º
20.6º
Mañana
Noche

martes

15.5º
22.8º
Mañana
Noche

miércoles

17.2º
23.7º
Mañana
Noche
Seguirá preso

“Psicópata narcisista”, el perfil psicológico del médico anestesista

Distintos especialistas coincidieron en señalar que “no actuó en estado de inconsciencia” y que “sabía a dónde apuntaba sus trompadas”. Ni su hermano lo defendió: dijo que “es un peligro para la humanidad”. Sábado 04 de Febrero de 2017 07:51 hs.

No fui yo, fue una intoxicación por drogas. Me duele en el alma”. Gerardo Billiris (27), el médico anestesista detenido por haber desfigurado a golpes a una modelo en su departamento del barrio porteño de Palermo, pidió perdón pero no asumió su responsabilidad. De hecho, su declaración indagatoria pareció más una estrategia judicial que una confesión, y ni su hermano lo defendió: “Es un peligro para la humanidad”, aseguró ayer antes de pedir que no lo liberen.

La situación judicial de Billiris es confusa: si bien el juez que interviene en la causa por el brutal ataque contra María Belén Torres (21) le otorgó ayer la libertad bajo fianza, otro magistrado se la negó en el marco de la investigación por tenencia de drogas. Conclusión: seguirá preso.  

Qué tiene en la cabeza. Distintos especialistas consultados por PERFIL coincidieron en señalar que el acusado “no actuó en estado de inconsciencia” como intenta demostrar su defensa, y que sus actos estaban “perfectamente dirigidos”. Para ellos, Billiris sería un “psicópata narcisista con perversiones sexuales”.

En su indagatoria, el médico anestesista les dijo al juez Sebastián Ramos y a la fiscal Paloma Ochoa que no recuerda lo que pasó el martes pasado en su departamento de la calle Beruti al 4500. Sí contó que fumó crack durante cinco horas y que la víctima también consumió drogas por su propia voluntad.

Para Ramón Abrigos, abogado defensor del acusado, su cliente sufrió “un brote psicótico agudo y comenzó a pegar”. “Tuvo el mismo problema que Matías Alé”, planteó.“No es él el que está pegando, ni a ella a la que le pega. Es una persona con sus facultades alteradas”, argumentó.

Miguel Maldonado, médico psiquiatra y legista, aseguró a PERFIL que “una convulsión por drogas no puede generar eso. Una convulsión es una cosa absolutamente incoordinada”.

“Le pegó en los dos ojos, y se los dejó en compota. El ataque estaba perfectamente dirigido. Seguramente estaba con una excitación psicomotriz por el consumo de drogas, no caben dudas, pero tampoco caben dudas de que estaba consciente y que sabía a dónde apuntaba la trompada. No era que revoleaba brazos y tiraba botellas”, explicó a este diario.

Lo mismo piensa Marcelo, hermano del anestesista: “Nos hemos dado cuenta de que se ha vuelto muy violento. Hasta mi padre, convaleciente, a punto de morir de cáncer, dice que no lo quiere acá”, dijo ayer en declaraciones a Canal 13.

Por su parte, Carmelo Nápoli, médico legista y psiquiatra que recientemente intervino en la causa que investiga la agresión contra Barbie Vélez, entendió que la declaración de Billiris “está guionada” y que “no perdió la capacidad de control”.

Es una persona perfectamente punible”, dice Nápoli a PERFIL. “Es clara, lúcida y puede discernir lo que está bien o lo que está mal, independientemente de lo que ahora intenta demostrar. Con la primera pericia psiquiátrica real en el cuerpo médico forense se termina esta historia. Mientras tanto genera dudas, crea confusión, como pensando que el adicto es un enfermo”, sostiene.

Para Nápoli, Billiris “es un psicópata que tiene ciertas perversiones sexuales”. “Es que el placer lo obtiene mediante ciertas prácticas que no son habituales, que sólo una persona con el acceso a ese tipo de drogas lo puede hacer”, afirma.

De hecho, una joven modelo que supuestamente conoció al anestesista en 2012 denunció esta semana que habría sido abusada en estado de inconsciencia. Al igual que María Belén Torres, esta chica admitió que hubo consumo de drogas, pero recordó que horas después se despertó desnuda sin recordar nada de lo que había pasado. De acuerdo con sus dichos, le preguntó a un amigo que estaba en el departamento qué había pasado y éste le contestó: “A él le gusta tener sexo con las chicas muertas”, dándole a entender que el anestesista había tenido relaciones con ella cuando estuvo inconsciente.

“Está claro que no estamos frente a un caso típico de violencia de género. Puede ser una desviación del instinto saludable”, sostiene  Maldonado. Para el médico psiquiatra y forense que intervino en casos resonantes como los de María Marta García Belsunce y Ricardo Barreda, Billiris “tiene un narcisismo importante”. “Este era un tipo acostumbrado a manejar drogas. Tenía acceso a fármacos como la ketamina, que tiene fines anestésicos pero puede producir otros efectos. Evidentemente tenía un estado de excitación psicomotriz importante, pero sabía lo que hacía”, sostuvo.

María Belén Torres también entendió que Billiris era consciente de sus actos: “Los dos estábamos drogados, pero yo no tenía la intención de matarlo y se ve que él sí”.


Belén ya está en su casa

Luego de permanecer internada los últimos tres días, la modelo María Belén Torres fue dada de alta del sanatorio Itoiz, de la ciudad de Avellaneda, y trasladada a su casa, donde continuará la recuperación.

Su abogado, Fernando Burlando, adelantó que Belén probablemente declare el martes ante el juez Ricardo Cresseri y que entonces pedirá que la causa se recaratule como “tentativa de homicidio”.

Además, presentó una nueva denuncia por abuso sexual contra Billiris, quien aparentemente utilizaba “una medicación que les generaba a las víctimas un estado de anestesia” para someterlas sexualmente.



seguir leyendo
home policia Seguirá preso

Lo más visto