chequeado.com

PASO: la carga de datos fue correcta

El sitio publicó una investigación sobre el escrutinio de las primarias. Javier Anderson sostiene que no se encontró evidencia de manipulación, pero el científico Ernesto Calvo tiene sus dudas. Domingo 10 de Septiembre de 2017 07:15 hs.

Luego de la publicación de una columna de Ernesto Calvo, un análisis en base a datos del escrutinio provisorio sostiene que no se encontró evidencia de manipulación en la carga de votos para favorecer al candidato de Cambiemos. Todos los datos en este informe.

“Y ayer por la noche vivimos un hecho inaudito, insólito, vergonzante, de manipulación política: intentaron ocultar la verdad, pero no van a poder”, escribió Cristina Fernández de Kirchner en su “Mensaje a la ciudadanía después del acto electoral”, difundido por Facebook el 14 de agosto de 2017.

El domingo 13 de agosto los primeros datos que se conocían del escrutinio provisorio en la provincia de Buenos Aires mostraban a Esteban Bullrich con ventaja sobre Fernández de Kirchner. Esta ventaja fue disminuyendo a medida que se cargaban las mesas hasta terminar prácticamente en un empate con el 95% de mesas escrutadas. Al día siguiente, Unidad Ciudadana hizo una conferencia de prensa “sobre la manipulación intencionada de los resultados electorales de las PASO”. Acusaron al Gobierno de priorizar las mesas en las que a Cambiemos le iba mejor. Hoy sabemos que ganó la ex presidenta por 0,21%, y el tema de la supuesta manipulación en la carga probablemente quede en el olvido hasta las próximas elecciones en octubre.

Datos. La provincia de Buenos Aires se divide en 135 secciones (así se llama técnicamente a los 135 municipios), y cada sección en circuitos. En cada circuito puede haber desde una mesa hasta casi 500. Votan 12 millones de personas en 35 mil mesas. La sección con más mesas es La Matanza con casi 3 mil, y la más pequeña es el partido de Tordillo, con siete mesas.

En la página oficial del escrutinio provisorio se puede descargar una aplicación para consultar los resultados de cada mesa, aunque no se encuentra la hora en la que los datos fueron ingresados al sistema. Además, se puede ver online cómo salió cada mesa y descargar un pdf con el telegrama. Recordemos que el recuento provisorio se hace sobre la base de los telegramas que son llevados por Correo Argentino hasta uno de los 397 centros de digitalización que hay en el país. Si descargamos un telegrama en pdf, lo abrimos y vamos a las “propiedades”, vamos a ver algo así:

¿Hubo manipulación? Ahora con los datos podemos buscar la manipulación de la que tanto se habló. Una forma de manipular la carga de votos sería que en cada centro de digitalización se digitalizaran antes las mesas en las que Bullrich le ganó a CFK, y dejaran las de CFK para después. Se puede calcular por cada circuito la hora promedio a la que se digitalizaron las mesas donde ganó CFK, y la hora promedio de las mesas donde ganó Bullrich.

Si no hubiera manipulación de votos, veríamos algo similar a la figura que se ve en la infografía que acompaña este artículo, donde la hora de las mesas en donde triunfa CFK es similar a las que triunfa Bullrich. En algunos circuitos el promedio le dará ligeramente mayor a uno y en otros menor. Si hubiera manipulación, la hora promedio de digitalización de las mesas donde ganó CFK sería considerable mayor a las de Bullrich, y esto se debería ver en muchos circuitos. Ver figura de la derecha del siguiente gráfico:

Cuando graficamos los datos y los ordenamos por el tiempo promedio de ambas series (CFK > Bullrich, y Bullrich > CFK), vemos que no hay diferencia entre la carga de uno y de otro.

En la reciente nota Ernesto Calvo, profesor asociado de Ciencia Política de la Universidad de Maryland, argumentó: “En el conteo final hay que agregar otras características sociodemográficas que explican que la carga en circuitos de menores ingresos y con menor nivel educativo sea más lenta”.

Los datos indican que los motivos serían otros. Si graficamos qué porcentaje sacaron Bullrich y CFK en cada sección, en función de la cantidad personas promedio que votaban en cada mesa de la sección, se puede ver que la ex presidenta saca ventaja en las secciones en cuyas mesas votaba más gente. Si en una mesa vota más gente, es lógico que tarden más en contar los votos.

La cantidad de votos por mesa no es lo único que retrasa la carga de votos de CFK. Si hacemos la misma división, pero en función de la cantidad de mesas de cada circuito, tendremos un gráfico similar.

Por lo tanto, los circuitos donde a CFK le va mejor tienen más mesas. Si hay más mesas en un mismo colegio, es más tiempo que el personal del Correo tiene que esperar para tener todos los telegramas.

Otro dato que habría que tener en cuenta es la distribución de los centros de digitalización de telegramas. ¿Quedan en zonas donde gana Cambiemos?

Por supuesto, las secciones tienen diferente tamaño y diferente cantidad de electores.

Como vemos, los votos de Cristina tardan más en escrutarse, pero cuando lo hacen cambian considerablemente el resultado ya que son muchos votos. La burbuja más grande del gráfico es La Matanza, donde Cristina tuvo un 46%, sus mesas se digitalizaron en promedio a las 23:15 horas y superó a Bullrich por 161.369 votos.

Experimento. Lo mismo que hicimos de extraer la fecha y hora del PDF de cada telegrama, lo hicimos para las PASO de 2015 –ver infografía–. Dado que la gran mayoría de las mesas conserva el mismo número, en el mismo circuito y en el mismo distrito (y muchas veces vota la misma gente), podemos hacer una mezcla entre los votos de las PASO 2017 y las fechas de las PASO 2015.

Con esto podemos ver cómo hubieran evolucionado los porcentajes de Bullrich y CFK a medida que se cargan las mesas, si las mesas se hubieran cargado exactamente en el mismo orden en que lo hicieron en 2015. Este experimento tiene sus limitaciones debido a que hay más mesas en el 2017 que en 2015, y no todas tienen el mismo número que en las PASO anteriores. A estas mesas de 2017 sin su correspondiente mesa de 2015 le asignamos la fecha promedio de 2015 de las mesas del circuito a la cual pertenecen.

Si se hubieran cargado en el mismo orden que en 2015, también hubiéramos visto inicialmente a Bullrich superando a Cristina, y esa diferencia se iría achicando con las horas.

Conclusiones. No se encontró evidencia de manipulación en la carga de votos para favorecer al candidato de Cambiemos durante las primeras horas del escrutinio provisorio. La evolución de los números aquel domingo 13 de agosto es entendible cuando se analiza cómo están distribuidos los votos de CFK y Bullrich en la Provincia. El escrutinio provisorio de 2017 no fue muy diferente al de las PASO de 2015. Para los ansiosos, cuando llegue el 22 de octubre a la noche y aparezcan los primeros números en televisión, no hay que festejar ni lamentarse, sino armarse de paciencia y esperar.


*La investigación y la respuesta pueden leerse en: www.Chequeado.com.


Javier Anderson


seguir leyendo

Lo más visto