Ciudad de Buenos Aires martes 19/09/17

17.8 º

23.3 º

Este 18.5 Km/h
Ahora 18.9º

miercoles

13.9º
24.4º
Mañana
Noche

jueves

11.7º
15.6º
Mañana
Noche

viernes

11.7º
18.9º
Mañana
Noche

sabado

13.1º
20.7º
Mañana
Noche
Defensor de los Lectores

El juicio de Barone

. Domingo 18 de Diciembre de 2016 00:23 hs.
La primera carta que se publica en la página anterior, firmada por el lector Luis Grossman, cuestiona la valoración adjudicada por PERFIL a la noticia del juicio que Orlando Barone, ex panelista del programa televisivo 6,7,8, inició contra la productora de ese espacio, PPT (Pensado Para Televisión), actualmente propiedad del multiempresario estrella del kirchnerismo Cristóbal López, y contra el canal estatal que emitía el programa. Para refrescar: la información fue publicada el domingo 11, con la foto principal de la portada (lo que es llamado focal en la jerga interna) y el título “Barone demanda al Estado porque lo estigmatizan”.

Debo decir que coincido con el señor Grossman en cuanto a la dimensión adjudicada a un acontecimiento que merecía, sí, el registro necesario porque es noticia, pero no importancia tal como para justificar uno de los dos títulos principales de este diario. Es, claro, atractivo, un buen argumento de venta en tapa, pero el estado actual del expediente judicial –radicado en el Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo Nº 65, a cargo de Horacio Benítez– no parece justificar tanto despliegue (además del título y la foto en tapa, una página completa en la sección Política). De hecho, se ignora aún el monto indemnizatorio fijado en el reclamo por Barone, vía su abogado Mariano Recalde, aunque especula con que será una cifra millonaria.

Se trata, en verdad, de una cuestión valorativa y se mide por el impacto previsible en la opinión pública. Barone fue uno de los más virulentos defensores del kirchnerismo y sus medidas, y también fuente de fuertes críticas contra personajes opositores de la época. Eso lo califica como personaje noticiable y también lo son sus acciones. La catedrática Adela Ruiz escribió: “La condición relevante, pública o conocida de una persona, lugar, animal o cosa es lo que determina la noticiabilidad de las informaciones que lo involucran. De este modo, el carácter destacado de figuras públicas (funcionarios, políticos, científicos, escritores, deportistas, actores, modelos, etc.), lugares conocidos o referenciados por la mayoría (museos, monumentos, casas de gobierno, lugares históricos, turísticos, etc.), ciertos animales (exóticos, en vías de extinción, mascotas de figuras públicas, etc.) o cosas inanimadas (cuadros, libros, joyas, ejemplares de colección, canciones, etc.) determina que los sucesos en que los mismos intervienen resulten más noticiables –lo que no significa decir más importantes– que lo que pueda ocurrir con un ciudadano común, en un lugar ordinario, a un animal cualquiera o a un objeto sin valor”. Es interesante en este párrafo la aclaración acerca de la importancia (el valor adjudicado) en relación con el carácter noticiable.

Con la idea de establecer una comparación entre noticias incluidas en tapas por este diario, creo conveniente comparar la dimensión adjudicada al juicio iniciado por Barone una semana atrás con la complicada situación de dos hermanos del presidente Mauricio Macri, informada ayer en tapa con un título secundario. “Investigan a dos hermanos del Presidente”, reza el título, y se agrega: “Destruyeron documentos sobre fondos offshore”. El tema ocupó las páginas 2 y 3, firmado por la subeditora Emilia Delfino. Es fuerte el título: “Una offshore de los Macri movió fondos a Suiza y destruyó pruebas”. Los involucrados, según la investigación en marcha en Alemania y en la Justicia argentina, son Gianfranco y Mariano Macri (tercero y cuarto de los hermanos del Presidente), directivos de la empresa BF Corporation. La pregunta es: ¿hubiese correspondido dar a este tema mayor dimensión en la portada de ayer, aunque ya hubiese tomado estado público en otro medio, días antes? Hay más de una respuesta, como hay diferentes criterios de edición. Fue, claro, una decisión editorial en uno y otro caso.

Football Leaks. La columna del ombudsman publicada el domingo 11 estuvo referida al tratamiento dado en la tapa del sábado 10 a la mención del hermano del ministro de Hacienda y de otro empresario futbolístico –ambos con fuerte presencia en el mundo de los representantes de jugadores y técnicos– en papeles revelados a fines de 2015 y ampliados este año por un colectivo de periódicos encabezado por la revista alemana Der Spiegel. Se planteaba allí lo que este defensor de los lectores entiende como un error en el uso de las palabras al abordar el tema. Debo aclarar que no fue cuestionada la inclusión de la noticia sino –también en ese caso– la valoración que se le dio en tapa y el empleo de palabras no ajustadas al texto ofrecido. La publicación fue correcta, merecida por los lectores de PERFIL, al tratarse de hechos de trascendencia que se vinculan con personajes noticiables.


seguir leyendo
home columnistas Defensor de los Lectores

Lo más visto